Obama y Cameron continúan consultas sobre cómo responder a violencia en Siria

Obama y Cameron
Obama y Cameron |Telemadrid

El presidente de EE.UU, Barack Obama, y el primer ministro británico, David Cameron, han analizado ya "posibles respuestas" de la comunidad internacional al presunto ataque con armas químicas por parte del régimen sirio la semana pasada, según informó la Casa Blanca. La conversación entre ambos forma parte de las consultas regulares entre ambos países sobre la crisis en Siria, según indicó la Casa Blanca en un comunicado.

Ambos líderes "discutieron posibles respuestas de la comunidad internacional al uso indiscriminado de armas químicas el pasado 21 de agosto" y acordaron mantenerse en estrecho contacto en los próximos días, puntualizó el comunicado.

Horas antes, la Casa Blanca indicó que Obama, el vicepresidente Joe Biden, la embajadora de EEUU ante la ONU, Samantha Power, los secretarios de Estado y de Defensa, John Kerry y Chuck Hagel, respectivamente, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Martin E. Dempsey, mantuvieron consultas con líderes de la comunidad internacional desde el pasado 21 de agosto.

La lista incluye consultas con líderes de la OTAN, Canadá, el Reino Unido, Alemania, Australia, Francia, China, Israel, Italia, Rusia, Marruecos, la Liga Arabe, Jordania, Arabia Saudí, Turquía, Egipcio, Catar, la Unión Europea, y los Emiratos Arabes Unidos, entre otros.

Kerry también ha mantenido consultas con la oposición siria y con el canciller de Damasco, Walid Muallem, y Power con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y con sus homólogos del Reino Unido, Alemania, Ruanda, Pakistán, Argentina, Luxemburgo, y Sudáfrica, entre otros.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró hoy que la inteligencia de la comunidad prepara un informe sobre los presuntos vínculos del régimen sirio con el ataque con armas químicas de la semana pasada en las afueras de Damasco, y que éste será divulgado "en los próximos días".

RESOLUCIÓN ANTE LA ONU

El Gobierno británico presentará este martes una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU en la que le pide que autorice las "medidas necesarias para proteger a los civiles" en Siria.El anuncio fue realizado por el primer ministro británico, David Cameron, en su cuenta de Twitter.

La resolución condenará el supuesto uso de armamento químico por parte del régimen de Bachar al Asad y pedirá a la ONU que responda a su responsabilidad en Siria, según Cameron.

SIRIA HA USADO ARMAS QUÍMICAS

Según Carney, EEUU ha establecido con "un alto nivel de confianza" que el régimen sirio ha usado armas químicas en el conflicto civil y que las "deliberaciones" y las opciones que estudia Obama con su equipo de seguridad nacional giran en torno a "cuál es la respuesta adecuada a esta clara violación de las normas internacionales".

Por su parte, el canciller sirio dijo hoy en conferencia de prensa que su país se defenderá frente a un ataque militar de Occidente. "Tenemos dos opciones: rendirnos o defendernos con los medios que tengamos a nuestro alcance. La segunda opción es la mejor: nosotros nos defenderemos" afirmó Muallem.

EL PLAN DE ATAQUE VENDRÍA EN DOS OLEADAS DE ATAQUES

El ataque limitado a Siria durará solo unos pocos días, se ejecutará con bombardeos de misiles guiados y vendrá en dos oleadas para que Estados Unidos y sus aliados puedan evaluar en un primer momento la efectividad de sus operaciones, según informó la cadena CNN. Fuentes del gobierno estadounidense han indicado a CNN que el ataque se centrará en objetivos militares de las fuerzas leales al líder sirio Bachar al Asad, en "castigo" por el uso de armas químicas a gran escala en barrios de las afueras de Damasco el pasado miércoles 21 de agosto.

El ataque se llevaría a cabo por medio de misiles guiados del tipo "Tomahawk" lanzados desde destructores y submarinos en el Mar Mediterráneo y, según el diario The New York Times, irían dirigidos a algo menos de medio centenar de objetivos estratégicos. Entre ellos, el diario indica que no se incluirían los centros de almacenaje de arsenales químicos, por miedo a desatar una catástrofe medioambiental o humanitaria, pero sí unidades de artillería y centros de mando implicados en los ataques químicos denunciados.

Otros objetivos podrían incluir bases aéreas donde operan helicópteros de fabricación rusa, y se debate si ampliar el ataque contra unidades comandadas por la familia Asad o contra instalaciones presidenciales. El ataque, que funcionarios dijeron a la NBC que podría iniciarse este mismo jueves, comenzaría con una primera oleada, a la que seguiría una evaluación de los daños por parte de aviones espía y satélites, y una segunda tanda de bombardeos.

Asimismo, fuentes gubernamentales revelaron a la CNN que las conclusiones de un informe de inteligencia que prepara Estados Unidos para justificar la intervención podrían darse a conocer hoy mismo, o en todo caso antes de que acabe la semana. En ellas, se incluirían datos sobre comunicaciones del Ejército sirio y fotos de satélite de instalaciones de armamento químico, que supuestamente probarán la responsabilidad del régimen en el ataque.

La ONU dijo este martes que si Estados Unidos tiene pruebas de la autoría del presunto ataque con armas químicas de la semana pasada a las afueras de Damasco debe compartirlas con el equipo de expertos que se encuentra actualmente sobre el terreno investigando el ataque. El supuesto ataque militar sería limitado y, según el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, no incluirá "tropas sobre el terreno", y no tiene como objetivo conseguir un cambio de régimen, algo que obligaría a que Estados Unidos y sus aliados se vieran involucrados en el conflicto de manera más profunda.