La OTAN acentúa su división interna y sigue sin asumir el mando en Libia

La OTAN acentúa su división interna y sigue sin asumir el mando en Libia