La ONU y la OTAN refrendan sus compromiso con la transición afgana en la Conferencia de Kabul

Afganistán, Clinton
Afganistán, Clinton |Telemadrid

Los secretarios generales de la OTAN y de Naciones Unidas, Anders Fogh Rasmussen y Ban Ki-moon, respectivamente, refrendaron este martes el compromiso de sus organizaciones con la "transición" en Afganistán, durante su participación en la Conferencia de Kabul.

"Cuando se trata de seguridad, el compromiso de la OTAN con Afganistán no debe ser puesto en duda", dijo Rasmussen en su intervención ante los delegados reunidos en Kabul para debatir el papel de la comunidad internacional en Afganistán.

"La forma y tamaño de la misión de la ISAF (la fuerza de la OTAN en el país) cambiará con el tiempo, pero que nadie juzgue esto como una falta de firmeza. La misión solo acabará cuando, y sólo cuando, los afganos puedan mantener la seguridad por sí mismos", añadió.

LA OTAN, NECESARIA

Rasmussen, que defendió que la presencia de la OTAN en Afganistán es una cuestión de "necesidad", reconoció que todos desean que ese día llegue lo antes posible, pero a la vez afirmó que la transición se basará en "condiciones" y no en "calendarios".

Cuando termine la llegada de los refuerzos decididos por el presidente de EEUU, Barack Obama, y sus aliados de la OTAN, habrá desplegados unos 150.000 soldados extranjeros en Afganistán, donde la situación de seguridad se ha deteriorado en los últimos años. Obama prometió a finales del año pasado que la retirada de los soldados estadounidenses -el grueso del contingente- se iniciará en julio de 2011, aunque la salida definitiva tardará años.

Pero según Rasmussen, las fuerzas internacionales no se irán, sino que, cuando el proceso de transición sea irreversible, pasarán a ejercer un rol de apoyo, un compromiso a largo plazo que también apoyó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

"Esta Conferencia no busca revisar nuestras estrategias. Estamos aquí para apoyar al Gobierno afgano y sus nuevas prioridades, para reafirmar nuestra promesa de mantenernos involucrados a largo plazo", dijo este último.

EL COMIENZO DE LA TRANSICIÓN

En su intervención ante los delegados, procedentes de unos 70 países y organizaciones internacionales, Ban Ki-Moon afirmó que la conferencia de Kabul supone "el verdadero comienzo de una transición fundamental" en Afganistán.

Y mantuvo también que la Administración afgana ha logrado "lenta pero ampliamente" expandir sus capacidades y alcance de gobierno, pese a reconocer "insuficiencias" del Ejecutivo y de sus aliados internacionales en esa tarea.

"Sabemos -dijo- que el Gobierno y sus socios internacionales han buscado alcanzar la paz, la seguridad y el desarrollo sin una implicación suficiente del pueblo afgano. A veces hemos demostrado poca consideración por la cultura e historia afganas".

De acuerdo con el secretario general de la ONU, el denominado "proceso de Kabul", que se abre con la Conferencia y cuenta ya con el apoyo de Estados Unidos, intentará "mejorar" la situación y proporcionar "resultados reales" a los afganos.

Ban Ki-moon pidió también a los afganos que logren acuerdos para alcanzar la paz mediante una reconciliación, una "unidad", dijo, "en el interés nacional" y se congratuló de que el Gobierno afgano sea, en sus palabras, un socio cada vez más efectivo.