El OIEA reitera que Irán cumple todo lo acordado en el pacto nuclear

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) confirmó hoy que Irán sigue cumpliendo el acuerdo nuclear firmado con seis grandes potencias y del que el presidente de EEUU, Donald Trump, anunció ayer la retirada de su país. "A día de hoy, el OIEA puede confirmar que los compromisos nucleares están siendo implementados por Irán", indicó en un comunicado el director general del OIEA, el japonés Yukiya Amano.

"Irán está sujeto al régimen de verificación nuclear más robusto del mundo bajo el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, el nombre oficial del acuerdo nuclear), que es un importante aporte a la verificación (nuclear)", agregó el japonés.

"El OIEA está siguiendo de cerca las evoluciones relacionadas con el JCPOA. Tal como solicitó el Consejo de Seguridad de la ONU y fue autorizado por la Junta de Gobernadores del OIEA en 2015, el OIEA está verificando y supervisando el cumplimiento de los compromisos nucleares de Irán bajo el JCPOA", aseguró Amano.

Trump anunció ayer en la Casa Blanca que retira a Estados Unidos del pacto nuclear y que volverá a imponer "el nivel más alto de sanciones económicas" contra Irán.

Este tratado, negociado durante casi dos años a máximo nivel entre Irán y seis potencias (EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), prevé importantes limitaciones en el programa nuclear iraní para evitar el desarrollo de armamento atómico. A cambio de estas restricciones, que duran entre 10 y 25 años, las potencias mundiales han levantado parte de sus sanciones contra Irán.

Trump, quien desde un principio, incluso antes de ser presidente, estaba en contra del JCPOA, asegura que Irán es un régimen terrorista que en el fondo nunca ha renunciado a su deseo de hacerse con armas nucleares.

Algunos expertos opinan que la ruptura del Acuerdo Nuclear por parte estadounidense y la reinstauración de sanciones buscan castigar la economía iraní para forzar un cambio de régimen en el país persa.

El OIEA investiga y supervisa el programa nuclear de Irán de forma minuciosa desde el año 2003 y mantiene desde 2016, cuando entró en vigor el JCPOA, un amplio dispositivo de vigilancia para verificar el cumplimiento del acuerdo.

El próximo informe del OIEA sobre el cumplimiento del acuerdo de parte iraní se prevé para dentro de unas dos semanas.

Además, en la primera semana de junio se celebrará la próxima reunión de la Junta de Gobernadores del OIEA, el órgano ejecutivo de la agencia nuclear de la ONU, que estará dominado por este tema.

IRÁN MARCA LINEAS ROJAS PARA MANTENER EL ACUERDO NUCLEAR

El líder supremo iraní, Ali Jameneí, expuso hoy una serie de directrices al Gobierno de cara a permanecer o no en el acuerdo nuclear, una decisión que está creando división entre los distintos órganos de poder y corrientes políticas. En un discurso, el líder supremo dijo que Irán no puede negociar con EEUU su influencia regional o sus programas de misiles balísticos porque, de hacerlo, "empezarán a crear problemas con otro asunto"."Aceptamos el JCPOA (siglas en inglés del acuerdo nuclear), pero las enemistades (con EEUU) no se acabaron", aseguró, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, pronosticara que Irán acabará prestándose a negociar un nuevo pacto.

En cuanto a los países europeos firmantes del pacto -Francia, el Reino Unido y Alemania-, con los que el Gobierno iraní entablará ahora consultas, Jameneí mostró grandes dudas.

Por ello, pidió exigir "garantías sólidas" de esos países para continuar en el JCPOA porque si no, alertó, "harán lo mismo que EEUU".

"Los responsables del país están ante un gran examen, a ver si conservan la dignidad del pueblo o no. Se dice que vamos a continuar con tres países europeos, yo no me fío de esos tres países", afirmó, mientras que los otros dos firmantes, China y Rusia, son firmes partidarios de mantener el pacto nuclear.

De este modo, Jameneí presionó al presidente iraní, Hasan Rohaní, quien anoche dijo que por el momento Irán "continuará" en el pacto y negociará con el resto de firmantes para comprobar si los intereses de su país quedan garantizados.

TRUMP AMENAZA A IRÁN SI REANUDA EL PROGRAMA NUCLEAR

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió hoy a Irán de que no reanude su programa nuclear si no quiere afrontar "consecuencias muy graves", y reconoció que es "probable" que su plan de negociar con Teherán un nuevo acuerdo no llegue a buen puerto. "Aconsejaría a Irán que no reanuden su programa nuclear. Se lo aconsejaría rotundamente. Habrá consecuencias muy graves si lo hacen", dijo Trump a los periodistas durante una reunión con su gabinete.

Trump, que este miércoles anunció la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 con Irán, dijo que planea imponer a Teherán "algunas de las sanciones más duras" que su país ha aplicado "jamás" a otra nación y que entrarán en vigor "muy pronto", entre ahora y noviembre próximo.

"Ese acuerdo hirió al mundo", dijo en referencia al pacto firmado en 2015 junto a Rusia, China, Francia, Alemania y el Reino Unido, que imponía límites al programa nuclear de Irán a cambio del levantamiento de algunas de las sanciones internacionales.

Sobre su oferta de negociar un pacto más amplio sobre el programa nuclear de Irán y sus actividades en la región, aseguró: "Alcanzaremos un acuerdo realmente bueno para el mundo, o de lo contrario, no alcanzaremos ningún acuerdo".

Pronosticó que, "durante el primer par de meses", Irán se negará a negociar un nuevo pacto, pero luego acabarán haciéndolo "o si no ocurrirá algo, y esperemos que ese no sea el caso", agregó en aparente referencia a una confrontación militar.

EUROPA COMPROMETIDA CON EL ACUERDO

En un comunicado conjunto, París, Londres y Berlín aseguraron que "siguen comprometidos con garantizar que se mantenga el acuerdo y trabajarán para asegurar los beneficios económicos para el pueblo iraní vinculados al pacto".

Estas buenas intenciones fueron recibidas en Irán con frialdad por parte del estamento político y militar, sobre todo del ala conservadora del régimen.

El comandante en jefe del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución, el general Mohamad Ali Yafarí, criticó que los países europeos dependen de EEUU, por lo que auguró un mal futuro al acuerdo nuclear."Los europeos no pueden tomar decisiones independientes de los EEUU. El futuro del JCPOA es claro, Irán logrará el desarrollo solo a través de sus capacidades nacionales", aseveró.

Yafarí opinó que la retirada de Washington del acuerdo muestra "las preocupaciones del país por la capacidad de defensa de Irán y su resistencia contra el terrorismo".

Entre los motivos esgrimidos por Trump para abandonar el acuerdo figuran los misiles iraníes, así como el apoyo de Teherán a grupos como el libanés Hizbulá y el palestino Hamás y sus supuestos intentos de desarrollar la bomba atómica.

Por su parte, el presidente del Parlamento, Ali Lariyaní, comentó que Irán continuará en el acuerdo unas semanas, tiempo en el que -apuntó- "Europa debe demostrar que es capaz de usar su influencia para resolver nuestros problemas". Lariyaní definió asimismo a Trump como un individuo "narcisista e ignorante en política", en una alocución en el Parlamento poco después de que un grupo de diputados prendiera fuego a un documento que representaba el pacto nuclear y a una bandera estadounidense de papel.

En el hemiciclo se pudo escuchar el lema revolucionario de "Muerte a EEUU", mientras que el periódico conservador "Keyhan" tituló en su portada: "Trump rompió el JCPOA, ahora nos toca incendiarlo".