Nueva York: Dos muertos, 22 heridos y desaparecidos por el desplome de 2 edificios

Una fuerte explosión registrada en Nueva York ha derribado dos pequeños edificios en el barrio de Harlem, donde se han trasladado numerosas dotaciones de vehículos y servicios de rescate. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció hoy que el derrumbe de dos edificios en el barrio de Harlem se debió a una explosión por una fuga de gas y confirmó al menos dos muertos, 22 heridos, de las cuales dos están en estado crítico, cinco en estado grave y otros quince sufren heridas leves así como varias personas desaparecidas.

"La tragedia se originó por una explosión de gas y sabemos que hemos perdido a dos personas y que hay 22 heridos de diversa consideración y varias personas desaparecidas", dijo el alcalde en una comparecencia ante la prensa junto al lugar del siniestro.

De Blasio detalló que las autoridades procederán a buscar entre los escombros una vez que los bomberos controlen el incendio, tras explicar que quince minutos antes de la explosión un vecino llamó a la empresa ConEdison para alertar de una fuga de gas.

"Ha sido una tragedia del peor tipo porque no hubo ninguna indicación a tiempo que nos permitiera salvar a gente", dijo el alcalde, quien insistió en que la primera llamada de alerta fue "quince minutos antes de la explosión".

De Blasio compareció ante la prensa acompañado por el jefe de la policía, Bill Bratton, el comisionado del cuerpo de bomberos, Salvatore Cassano, y la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito.

La política puertorriqueña, que representa a ese distrito en el Concejo, se dirigió a la prensa en español para pedir a los vecinos que no tengan miedo de ponerse en contacto con las autoridades para pedir ayuda.

"No podemos dar un número específico de desaparecidos pero le pedimos a la gente que se comunique con el número de emergencias 311 para reportarse", dijo Mark-Viverito, quien indicó que colaborarán en todo lo posible con todas las agencias de la ciudad.

Por su parte, el jefe de los bomberos indicó a los periodistas que en estos momentos la prioridad es controlar el fuego desatado tras la explosión antes de continuar con la búsqueda de posibles víctimas entre los escombros.

Cassano indicó también que si las primeras dotaciones de bomberos hubiesen llegado a la zona de la explosión "cinco minutos antes", entonces "ahora quizá tendríamos que hablar de víctimas mortales entre nuestros hombres".

15 FAMILIAS

La explosión tuvo lugar en la calle 116 a la altura de Park Avenue, y uno de los edificios afectados tenía pendientes 60 denuncias de las autoridades por distintos motivos, según dijo el senador estatal Adriano Espaillat.

En los dos edificios derrumbados viven quince familias y pasadas las 15:00 horas (19:00 GMT) las autoridades seguían sin tener noticias de al menos una docena de personas, según fuentes policiales citadas por el diario New York Post en su edición digital.

Las dos personas fallecidas son dos mujeres y el departamento de bomberos indicó que entre las víctimas y los afectados por la explosión se encuentran 22 personas heridas.

En las plantas bajas de los dos edificios derrumbados había una iglesia hispana y una tienda de pianos, y encima había cuatro plantas de apartamentos en los que había gente viviendo, según confirmaron las autoridades.

El departamento de bomberos ha desplazado medio centenar de unidades y más de 250 personas, mientras que la policía ha enviado a un grupo especial de desactivación de explosivos como medida de precaución, según indicaron medios locales.

"Estaba en la sala cuando sentí una fuerte explosión y entonces se rompieron los cristales y los marcos de las ventanas. En seguida fui a la habitación y había pasado lo mismo", explicó a Efe una mujer dominicana que vive en un edificio contiguo a los dos siniestrados.

La mujer explicó que, poco después, fueron desalojados por las autoridades y expresó su preocupación porque todavía no sabe donde pasarán la noche, porque no saben cuándo podrán volver a sus hogares.

Por su parte, el concejal Ydanis Rodríguez, también dominicano y presidente del Comité de Transportes, dijo que esta explosión confirma la "acuciante necesidad" de mejorar las infraestructuras de la ciudad, para lo cual hacen falta unos 47.000 millones de dólares, según un reciente informe del Center for an Urban Future.

La Cruz Roja ha habilitado un centro de acogida en una escuela cercada para los afectados.

En las plantas bajas de los dos edificios derrumbados había una iglesia hispana y una tienda de pianos, y encima cuatro plantas de apartamentos, aunque por ahora se ignora si estaban ocupados o si las viejas construcciones estaban abandonadas.