Normalidad en el segundo día de las elecciones presidenciales en Egipto

egipto_elecciones
egipto_elecciones |archivo

Los egipcios acudieron hoy por segundo día consecutivo a las urnas para votar en la primera vuelta de las elecciones presidenciales tras el derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011.

La participación, desde que abrieron los colegios electorales a las 08.00 hora local (06.00 GMT), se mantiene constante, aunque se prevé un aumento de votantes al anochecer, cuando desciendan las temperaturas.

En la escuela de secundaria Midan Kurdi, en el céntrico barrio de Sayida Zeinab, la juez Sara Nabil señaló que la participación ha sido similar a la de ayer, con picos de hasta 300 votantes por hora.

El empresario Alaa Kamel explicó a Efe que, para él, "la prioridad del próximo presidente debe ser la lucha contra la ignorancia, pues ese es el verdadero problema de Egipto."

Las elecciones presidenciales de Egipto cuentan con observadores nacionales e internacionales con la misión de luchar contra supuestas irregularidades.

El jefe de los observadores de la Liga Árabe, Mohamed el Jamlishi, minimizó la importancia de las irregularidades cometidas hoy en las presidenciales egipcias, aunque destacó que afectan al proceso electoral.

"En general, las irregularidades se cometen por ignorancia o por falta de experiencia. La organización de las elecciones es buena, pero esos comportamientos influyen", dijo El Jamlishi.

Entre las irregularidades registradas en la segunda jornada de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, figura la prohibición de la entrada de los observadores en algunos colegios.

Además, los seguidores de algunos candidatos prosiguieron hoy con la campaña electoral, denunció El Jamlishi, que señaló que la policía y el ejército impidieron esas prácticas en cuanto las detectaron.

La Liga Árabe cuenta con el grupo más grande de observadores desplegados en Egipto, que asciende a 52 miembros repartidos en trece provincias.

Por otro lado, la red de Observadores Sin Fronteras Rased, compuesta por defensores de los derechos humanos, denunció en un comunicado que han registrado hoy más actos de campaña de los partidarios de algunos aspirantes en colegios de distintas provincias, respecto a ayer.

El expresidente egipcio Hosni Mubarak, deprimido y acompañado por su mujer, que vestía de luto, siguió por televisión las elecciones presidenciales desde el hospital en el que está ingresado en El Cairo, informa hoy el diario independiente Al Tahrir.

Una fuente médica, citada por el periódico, aseguró que Mubarak, de 84 años, permaneció en su cama intubado y que se deprimió cuando vio a su mujer vestida de negro por considerar que ayer fue el peor día de la historia de su familia.

Mubarak, de 84 años, quiso seguir el desarrollo de los comicios por la televisión, aunque le costó convencer a sus médicos. "Quiero la televisión significa que quiero la televisión", les dijo, según Al Tahrir.

El exjefe de Estado renunció al poder el 11 de febrero del 2011, tras dieciocho días de revueltas populares y después de tres décadas en el poder.

Está previsto que el próximo 2 de junio la corte que juzga a Mubarak desde hace más de seis meses pronuncie la sentencia por su presunta implicación en la masacre de manifestantes y en casos de corrupción.

Más de 50 millones de egipcios están convocados a las urnas para elegir al primer presidente en democracia de Egipto, en unos comicios en los que parten como favoritos dos islamistas y dos ex altos cargos del antiguo régimen de Mubarak.

En caso de ser necesaria, la segunda vuelta se celebrará los próximos 16 y 17 de junio.