Multitudinaria manifestación de apoyo a Mursi en El Cairo

mursi_egipto300
mursi_egipto300 |Archivo

Decenas de miles de islamistas apoyaron al presidente egipcio, Mohamed Mursi, en una manifestación en El Cairo, en respuesta a los llamamientos de la oposición para que renuncie, cuando se aproxima el primer aniversario de su ascenso al poder.

Los manifestantes, que se concentraron junto a la mezquita de Rabea al Adauiya, en el barrio de Medinat Nasr, gritaron consignas y portaron pancartas con mensajes como "Te queremos Mursi", "Libertad, justicia, detrás de Mursi hay hombres" o "El pueblo quiere aplicar la 'sharía' (ley islámica)".

En declaraciones a Efe, uno los participantes en la protesta, Ayman Talaat, de 45 años, opinó que "no se puede pedir la renuncia de Mursi, porque es un presidente elegido en los primeros comicios libres en la historia de Egipto".

"Hemos probado todas las ideas laicas y todas fracasaron. Hay que ofrecer al presidente tiempo suficiente para que aplique su programa", afirmó.

A la manifestación acudieron personas de todas las edades, aunque la mayoría eran hombres con barba. Algunos de ellos llevaban bandas verdes en la cabeza en las que estaba escrito: "No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta".

"Hemos venido para defender la legitimidad del presidente y pedir la aplicación de la 'sharía'", dijo otro manifestante, Abu Amar al Masri, que llevaba barba e iba vestido con una túnica y un pantalón ancho por debajo, al estilo afgano.

Decenas de vendedores ambulantes inundaron el lugar de la concentración para hacer negocio con banderas egipcias y de los Hermanos Musulmanes, y chapas con el retrato de Mursi.

En los accesos a la plaza de la mezquita se formaron cordones humanos donde los voluntarios comprobaban los documentos de identidad y registraban los bolsos.

Los manifestantes, algunos de ellos con coranes y fotos del presidente en la mano, pidieron también la reforma de la justicia y de los medios de comunicación, porque creen que están en contra del jefe de Estado.

Esta manifestación, convocada por varios grupos islamistas, se celebra días antes del primer aniversario de la ascensión de Mursi al poder, el pasado 30 de junio, tras ganar las primeras elecciones presidenciales después del derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak durante la revolución de 2011.

Pese a que una treintena de grupos islamistas organizaba la concentración, el destacado movimiento de Predicación Salafista ha decidido no tomar parte para mantenerse equidistante entre los Hermanos Musulmanes, grupo al que perteneció Mursi antes de llegar a la Presidencia, y la oposición no islamista, que pide su renuncia.

La manifestación tiene lugar después de que anoche la campaña "tamarrud" (rebelión), de recogida de firmas para que se celebren elecciones presidenciales anticipadas por lo que consideran el fracaso en la gestión de Mursi, anunciara que había reunido 15 millones de rúbricas.

Para el próximo día 30, esa campaña, apoyada por la principal coalición opositora no islamista, el Frente de Salvación Nacional, ha convocado una protesta junto al Palacio Presidencial de Itihadiya.

En respuesta a "tamarrud", los islamistas han lanzado la campaña "tagarrud" (imparcialidad) para instar a Mursi a que complete su mandato de cuatro años, y han aprovechado el acto de hoy para conseguir firmas con este propósito.

La tensión ha aumentado en Egipto ante la proximidad del aniversario de la subida de Mursi al poder.

En la última semana, se han registrados disturbios en distintos puntos del país por el polémico nombramiento de diecisiete nuevos gobernadores de provincias por parte de Mursi, algunos vinculados a los Hermanos Musulmanes.