Muere un inmigrante sudanés en el Eurotúnel durante una incursión masiva

Un ciudadano sudanés de entre 25 y 30 años ha muerto atropellado por un camión cuando intentaba cruzar de forma clandestina el Eurotúnel, que une Francia con Reino Unido, en la noche del martes al miércoles, una franja horaria en la que la Policía ha contabilizado la entrada no autorizada de unas 2.000 inmigrantes, según ha informado la cadena de radio France Info.

El joven sudanés ha fallecido tras ser atropellado por un camión que regresaba por el Eurotúnel, según ha explicado una fuente policial. Desde el 1 de junio, nueve inmigrantes han muerto cuando intentaban llegar de forma clandestina de la región francesa de Pas de Calais a Reino Unido.

El pasado 7 de julio, un etíope murió por un fractura de columna vertebral al caerse de un vehículo cuando intentaba cruzar el Eurotúnel. Días antes, falleció una mujer eritrea embarazada de cinco meses al caerse de otro camión.

En la noche del 29 al 30 junio, otra joven de la misma nacionalidad de 23 años perdió la vida tras ser atropellada cuando intentaba cruzar la autovía. Tres días antes, un etíope murió al chocar contra un bloque de hormigón cuando intentaba subirse a un vehículo para cruzar el túnel. El 1 de junio, otro ciudadano etíope murió en la autovía A16, también intentando cruzar de Francia a Reino Unido.

El grupo Eurotunnel, que gestiona la conexión ferroviaria bajo el canal de la Mancha entre Francia y el Reino Unido, aseguró hoy que en lo que va de año ha interceptado a 37.000 inmigrantes en sus instalaciones cuando pretendían cruzar la frontera.

En un comunicado, la empresa pidió a las autoridades una "reacción apropiada" al incremento de la llegada de clandestinos a sus instalaciones, el mismo día en el que un inmigrante falleció en las mismas atropellado por un camión.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazenneuve, había acusado a Eurotunnel de no hacer lo suficiente para garantizar la seguridad en sus instalaciones.

FRANCIA REFORZARÁ LA PRESENCIA POLICIAL EN EL TÚNEL BAJO LA MANCHA

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, anunció que enviará 120 agentes suplementarios a Calais para reforzar la seguridad en la entrada al túnel que une Francia con el Reino Unido bajo el canal de la Mancha, sometido a una presión migratoria "inédita" en los últimos meses.

Cazeneuve recordó que desde 2012 se han multiplicado por 5 los medios humanos desplegados por el Estado en Calais y pidió un "planteamiento global" del problema de la inmigración a escala europea.El ministro aseguró que los conflictos en el cuerno de África, Siria, Irak y Afganistán han hecho que se incremente el número de inmigrantes y que esa situación tiene "repercusiones particularmente duras" en Calais, donde "3.000 migrantes tratan de llegar a cualquier precio al Reino Unido".

CAMERON VE "MUY PREOCUPANTE" LA SITUACIÓN CON LOS INMIGRANTES EN CALAIS

El primer ministro británico, David Cameron, consideró "muy preocupante" la situación en el puerto francés de Calais, donde murió un inmigrante al intentar cruzar el Eurotúnel hacia Inglaterra, y prometió más medidas de seguridad "para poner fin a todo esto".

En declaraciones desde Singapur, donde realiza una visita oficial, recogidas por los medios británicos, Cameron expresó su solidaridad "con los veraneantes que encuentran difícil el acceso a Calais por los disturbios" y prometió "hacer todo lo posible para trabajar con Francia a fin de acabar con todo esto". "No tiene sentido buscar culpables. Se trata de trabajar con los franceses, de poner en marcha las medidas de seguridad adicionales, invertir más donde se necesite...

El Reino Unido siempre tomará la iniciativa en eso", afirmó. El líder conservador anunció también que la ministra del Interior, Theresa May, presidirá hoy una reunión del comité de emergencia del Gobierno Cobra para analizar la crisis migratoria en Calais, donde se ubica la entrada del Eurotúnel, que conecta Francia e Inglaterra por debajo del canal de la Mancha.

En los últimos días, miles de inmigrantes procedentes sobre todo de África han intentado entrar al Eurotúnel. Esto ha provocado, entre otras cosas, un caos de tráfico que ha afectado al sector del transporte y a los veraneantes británicos, con especial impacto en el condado de Kent, donde se ubica la terminal inglesa del túnel.

May abordó ayer el asunto con su homólogo francés, Bernard Cazeneuve, al que confirmó que el Reino Unido invertirá 7 millones de libras (casi 10 millones de euros) en la erección de una valla de seguridad de 1,9 kilómetros en la terminal del Eurotúnel en Coquelles, en los alrededores de Calais.

Se espera que esta valla, que ya se usó en la cumbre de la OTAN celebrada el pasado septiembre en Gales, esté operativa a finales de mes, junto con una zona de protección para los camiones en dirección al Reino Unido. Tras su reunión con Cazeneuve, May aseguró que ambos coinciden en que hay que hacer frente "a las terribles bandas de criminales, los traficantes de personas, que se aprovechan de la miseria humana".

Preguntada por qué los británicos han de pagar por un problema en territorio francés, la ministra aclaró que los dos países "tienen controles yuxtapuestos en la frontera" y colaboran en frenar la crisis.

Londres y París han acordado además trabajar conjuntamente para repatriar a los inmigrantes a sus países de origen, indicó un portavoz del ministerio del Interior.