Mubarak cede el poder y se lo entrega a las Fuerzas Armadas

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, ha renunciado a su puesto y entregará el poder a las Fuerzas Armadas, anunció hoy el vicepresidente Omar Suleimán.

Suleimán, en una declaración por la televisión pública, dijo que la decisión fue adoptada "por las difíciles circunstancias que atraviesa el país".

"El presidente Mohamed Hosni Mubarak ha decidido renunciar a su cargo de presidente de la República y ha encargado al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas administrar los asuntos del país", dice textualmente el breve mensaje de Suleimán.

El vicepresidente, cuya situación se desconoce ahora porque el poder ha sido entregado al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, apareció con un semblante muy serio.

Anoche, Mubarak anunció que había traspasado algunas prerrogativas al vicepresidente Omar Suleimán, pero expresó su intención de mantenerse en la Jefatura de Estado hasta las elecciones presidenciales de septiembre próximo.

El mensaje duró apenas treinta segundos, y comenzó y terminó encomendándose a Dios.

ESTALLA LA EUFORIA

Gritos por toda la plaza, manifestaciones de alegría, cánticos y el agitar de banderas son las notas predominantes en la plaza, epicentro de las protestas públicas contra el régimen de Mubarak, quien ha estado en el poder desde 1981.

Miles de personas se dirigen a la plaza para celebrar la caída de Mubarak. "El pueblo ha hecho caer al régimen", "El pueblo y el Ejército son uno", eran algunos de los lemas más coreados por la muchedumbre que trataba de acceder a la plaza.

Manifestaciones de alegría, cánticos y el agitar de banderas son las notas predominantes en Tahrir, epicentro de las protestas públicas contra el régimen de Mubarak, quien estuvo en el poder desde 1981.

Los manifestantes se dan la enhorabuena, bailan en corros e incluso lloran de emoción ante este momento histórico.

"Hoy comienza una nueva República. Soy feliz", aseguró a Efe en la plaza Tahrir el joven Mustafa Aid, quien celebraba junto a decenas de miles de sus compatriotas la caída de Mubarak.

A pesar de lo conseguido, Aid indicó que "la gente se quedará aquí por lo menos hoy y mañana para celebrar y para garantizar que el Ejército comienza una transición democrática".

La concentración en Tahrir se prevé masiva, pues la plaza ya está abarrotada y son miles las personas que se dirigen en estos momentos hacia allí andando, corriendo o en coche, sin dejar de gritar y de tocar las bocinas de los vehículos.

"El pueblo ya ha hecho caer al régimen", "El pueblo y el Ejército son uno", eran algunos de los lemas más coreados por la muchedumbre que trataba de acceder a la plaza.

Hasta ahora, las Fuerzas Armadas de Egipto se han mantenido neutrales en la crisis política que atraviesa el país. Aunque han calificado como legítimas las demandas de la revuelta popular, no se han sumado a las protestas y mantienen firme la línea de mando, encabezada por Mubarak, como jefe supremo de las Fuerzas Armadas.

EL BARADEI: "ESTA ES LA EMANCIPACIÓN DE EGIPTO

El premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei afirmó hoy que la renuncia del presidente Hosni Mubarak es "la emancipación de Egipto" y la "liberación del pueblo egipcio".

"Esto es sólo el comienzo. Este es un gran país", afirmó El Baradei en declaraciones a la cadena catarí de televisión Al Yazira. "El Ejército y el pueblo egipcio trabajaron juntos", afirmó El Baradei, quien pidió elecciones libres y justas y calcula que el país tardará un año para llegar a esa etapa.

El movimiento Hermanos Musulmanes egipcio destacó por su parte "el triunfo pacífico del pueblo" y aseguró que la renuncia del presidente es el comienzo de "una nueva etapa" en la historia de Egipto.

"La caída del injusto régimen de Mubarak supone el paso principal y el comienzo de un largo camino", dijo a Efe el portavoz de la organización islámica, Mohamed Mursi, quien pidió a las Fuerzas Armadas que cumplan "con las legítimas aspiraciones del pueblo".

Asimismo, el Movimiento juvenil 6 de abril, que desempeñó un papel principal en las protestas aseguró que se terminó "la era de la esclavitud y el autoritarismo". "Se terminó la era de la esclavitud y el autoritarismo, comienza un nuevo amanecer en la historia de Egipto, un nuevo renacer, el Egipto del siglo XXI", asegura el comunicado difundido hoy en la página web de esta organización en la red social Facebook.