Moscú adoptará medidas contra el Reino Unido por la expulsión de 23 diplomáticos rusos

Serguéi Lavrov
Serguéi Lavrov |Telemadrid

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, prometió hoy una pronta respuesta a la expulsión de 23 diplomáticos rusos del Reino Unido debido al envenenamiento del exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia. "La respuesta será muy pronto, se lo aseguro", dijo el canciller ruso al contestar una pregunta de la prensa en los pasillos del foro "Rusia, un país de oportunidades".

Explicó que antes de hacer públicas las medidas de represalia Moscú informará de ellas a Londres. "Entenderéis que, como personas corteses que somos, primero informaremos de la respuesta a nuestros colegas británicos", agregó.

Lavrov indicó que Moscú prefiere tratar asuntos que suscitan dudas o sospechas por canales de comunicación internos y solo después sacarlos al ámbito público. "Es algo que tiene que ver con la cortesía. Así actúan los caballeros, pero por lo visto cada vez quedan menos", dijo el canciller en una crítica al proceder de las autoridades británicas.

Por su parte, la portavoz de Exteriores, María Zajárova, volvió hoy a hacer un llamamiento a Londres a "presentar todos los materiales existentes relativos al incidente que, según ellos, está vinculado al uso de armas químicas en territorio de Gran Bretaña". En rueda de prensa, señaló que Londres se ha negado a proporcionar a Moscú información sobre el caso, así como muestras de "la sustancia química hallada en la escena del crimen".

"Hemos remitido al Foreign Office a través de la Embajada rusa en Gran Bretaña varias notas diplomáticas con el fin de iniciar un diálogo activo con Londres, pero solo recibimos como respuesta notas formales sin sentido", afirmó. "Gran Bretaña se niega a interactuar con la parte rusa en cumplimiento de sus compromisos como miembro de la Convención para la Prohibición de Armas Químicas", añadió

Zajárova calificó las medidas y declaraciones británicas de "espectáculo político-informativo" y atribuyó las acusaciones contra Rusia a "una colosal campaña" para solucionar los problemas internos de Londres.

La crisis diplomática entre Rusia y Reino Unido va en aumento desde que el domingo 4 de marzo fueron hallados inconscientes en la ciudad inglesa de Salisbury el exespía Skripal y su hija.

El ministro británico de Exteriores británico, Boris Johnson, calificó hoy de "adecuada" la decisión de su país de expulsar a 23 diplomáticos rusos por el acto de "imprudencia y brutalidad" cometido contra el exespía.

"Un agente nervioso ha sido utilizado en un país europeo por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial. Creemos que el Gobierno del Reino Unido ha respondido de manera firme, como el pueblo de este país esperaría que nosotros lo hiciéramos", afirmó.

El ministro también informó de que el Reino Unido entregará una muestra del agente nervioso a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas para que haga su propio análisis.