Monti dice que Italia no necesita rescate, pero aboga por crear "cortafuegos"

carrusel monti
carrusel monti |archivo

El primer ministro italiano, Mario Monti aseguró hoy en Nueva York que Italia no necesitará ningún rescate para superar la crisis de deuda, pero reconoció que la Unión Europea (UE) debería crear "cortafuegos" para evitar más contagios y calmar a los mercados.

"Creo que los 'cortafuegos' son necesarios. Cuanto más altos sean en términos de recursos financieros, más probabilidades hay de que esos recursos no tengan que utilizarse finalmente", dijo el gobernante italiano en una entrevista con el canal económico CNBC desde la Bolsa de Nueva York.

Monti, que culminó hoy en Nueva York una visita de dos días a Estados Unidos, aseguró que su defensa de la creación de esos mecanismos no tiene que ver con la situación de Italia, ya que defendió que "con las severas políticas" que su Gobierno lleva a cabo, no considera que su país necesite acogerse a ellos.

El primer ministro italiano, que el jueves se reunió en Washington con el presidente estadounidense, Barack Obama, añadió además que cree que Grecia evitará la quiebra y subrayó que, se alcance o no un acuerdo en ese sentido, no ve a Atenas saliendo de la zona euro.

"Está lejos de la verdad que habrá una quiebra griega. Creo que no la habrá. Con quiebra o sin ella, no veo a Grecia abandonando el euro", indicó el excomisario europeo de la Competencia, quien además destacó que las situaciones en Grecia e Italia no se asemejan, por lo que mandó un mensaje de tranquilidad a los inversores.

Monti también comentó la decisión de la agencia de medición de riesgo Standard & Poor's (S&P) de rebajar de la calificación crediticia de 34 entidades financieras italianas, entre ellas Unicredit e Intesa Sanpaolo, las dos más importantes del país, y trató de quitarle hierro.

"Estas decisiones de las agencias de calificación son principalmente efectos mecánicos de decisiones previas. Los bancos italianos se han visto menos afectados por la crisis financiera que los bancos de otros países de Europa, y muchos de ellos se han recapitalizado".