Las aguas del Missuori rodean edificios contaminados de la central nuclear de Nebraska

Nebraska
Nebraska

Una rotura en un muro de contención temporal ha permitido que las aguas del río Missouri rodeen varios edificios contaminados de la central nuclear de Nebraska, según ha informado la Comisión Nuclear de Regulación de Estados Unidos (NRC).

Más de dos pies (medio metro) de agua han rodeado las instalaciones de la central, incluidos los transformadores eléctricos de 478 megawatios, provocando que se activen los de emergencia, aunque no ha sido necesario recurrir a ellos.

Al parecer, este incidente no ha afectado al funcionamiento de los sistemas de refrigeración de los reactores, ya que los edificios de la central son resistentes al agua.

La planta, gestionada por el Distrito Público de Energía de Omaha, permanece cerrada desde abril para su abastecimiento. El director del NRC, Gregory Jackzo, pretendía visitarla este lunes, junto a la Estación Nuclear de Cooper, que también se ha visto amenazada por la crecida del Missouri.