Miles de personas se reúnen en la vigilia homenaje a las 17 víctimas de la masacre de Florida

Un juez de Florida dictó hoy prisión sin fianza para Nikolas Cruz, el joven de 19 años que ayer mató a 17 personas a disparos en el instituto de la localidad Parkland, y que según su abogada se encuentra "profundamente arrepentido". El detenido, que ha sido acusado de 17 delitos de asesinato, compareció esta tarde en una corte del condado Broward, en el sur del estado, vestido con un mono de color naranja, esposado y acompañado de su abogada.

La letrada declaró a los medios que su defendido, un exestudiante del centro escolar, se encuentra "profundamente arrepentido", "roto", y que es "consciente de lo que está pasando". La Policía sigue trabajando para conocer los motivos que llevaron a abrir fuego sobre profesores y alumnos de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas.

La investigación, para la que hasta el momento han entrevistado hasta unas 2.000 personas, sigue en curso y ahora se hallan estudiando las conversaciones previas que mantuvo el sospechoso, así como las publicaciones que hizo en redes sociales. El arma utilizada fue comprada "legalmente" hace un año en una tienda de Coral Springs, en el sur de Florida, y por el momento no pueden confirmar si Cruz era miembro de un grupo supremacista (racista), como ha informado la prensa.

Según la policía, la conductora del Uber que trasladó al autor de la masacre no tuvo nada que ver con el ataque y que no hay indicios de que Cruz contará con cómplices.La investigación apunta a que el joven, expulsado de la escuela el año pasado tras una pelea con la nueva pareja de su exnovia, activó las alertas de incendio con granadas de humo y, cuando sus antiguos compañeros salieron de las aulas, comenzó a disparar con un arma semiautomática.

UN GRUPO SUPREMACISTA EEUU DICE TENER VÍNCULOS CON AUTOR DEL TIROTEO

Nikolas Cruz tiene vínculos con el grupo República de Florida (ROF), un grupo conocido por sus convicciones supremacistas, informó hoy la Liga Contra la Difamación. La organización internacional judía que lucha contra el antisemitismo aseguró que Jordan Jereb, uno de los líderes de ROF, le confirmó este vínculo y dijo que Cruz ha participado incluso en los entrenamientos de este grupo, conocido por su visión supremacista y por su adhesión a distintos conceptos paramilitares.

La ROF se define en su página web como una organización que defiende los derechos civiles de los blancos y opera como una milicia con miembros repartidos por todo el estado. La Liga Contra la Difamación indicó que decidió contactar con la ROF al ver que algunos de sus miembros aseguraban en las redes sociales que Cruz formaba parte del grupo. Jereb confirmó que, en efecto, el joven de 19 años había participado en diversas actividades de la ROF, como ejercicios de entrenamiento, puesto que "fue criado" por uno de sus miembros.

LUTO Y DOLOR EN LA VIGILIA POR LAS VÍCTIMAS DE LA MASACRE

Mientras, miles de personas se reunieron hoy en una vigila en recuerdo de las 17 víctimas mortales de la matanza perpetrada este miércoles por Nikolas Cruz en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Parkland (Florida, EE.UU.), Y miles no pudieron evitar emocionarse. Tanto jóvenes como adultos lloraron a lágrima viva al escuchar el testimonio del padre de la niña de 14 años Jamie Guttenberg, una de las víctimas mortales del ataque, que consiguió hablar gracias a los ánimos y frases de apoyo que recibió.

El padre, Fred Guttenberg, explicó emocionado que el año pasado perdió a un hermano víctima de un cáncer, enfermedad derivada de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Pensó entonces que el dolor era insoportable, pero indicó que lo que ha vivido desde la tarde de este miércoles es infinitamente peor. "Jamie era la luz de la fiesta", dijo el progenitor, que lamentó no recordar si se despidió de su hija antes de que ésta saliera hacia la escuela y no la volviera a ver.

Por eso dijo que los chicos deben entender que cuando sus padres les dicen que no a todo lo que quieren hacer es por protegerlos y no sufrir el dolor de perderlos, y a los progenitores les pidió que no pierdan un día sin "abrazar y besar" a sus hijos y decirles que los quieren.

Junto a él, en el escenario del anfiteatro al aire libre del parque Pine Trails, uno de los numerosos parques que dan nombre a esta localidad floridiana, autoridades y líderes religiosos pidieron unidad para afrontar esta tremenda tragedia. Presidido por una docena de figuras aladas, al lado del estrado, se colocó el denominado "tablón de la bondad", en el que los asistentes escribieron palabras de condolencia y apoyo, además de mensajes como "si el sol nunca falla y se levanta todos los días. Nosotros nos levantaremos también".

LA POLICÍA PUBLICA LAS IDENTIDADES DE LAS VÍCTIMAS

La Oficina del Alguacil del Condado Broward reveló hoy las identidades de las 17 víctimas mortales del tiroteo que el joven Nikolas Cruz perpetró este miércoles en una escuela secundaria del sur de Florida, a la que llegó en un taxi Uber y con un rifle semiautomático en una maleta. En la lista de víctimas facilitada por el alguacil del condado Broward, Scott Israel, durante una rueda de prensa aparecen los nombres de tres empleados de la escuela: Aaron Feis, asistente de entrenador de fútbol americano, Chris Hixon, director de atletismo, y el profesor de geografía Scott Beigel.

Otro fallecido Joaquín Oliver, de 17 años, nació en Venezuela y a los 2 años de edad se mudó con su familia a Estados Unidos. En enero del año pasado se hizo ciudadano estadounidense, según informaron medios locales. Los otros fallecidos son: Peter Wang, Nicholas Dworet, Luke Hoyer, Alaina Petty, Jamie Guttenberg, Alex Schachter, Martin Duque, Alyssa Alhadaff, Helena Ramsey, Cara Loughran, Meadow Pollack, Gina Montalto y Carmen Marie Schentrup.

De la quincena de heridos que llegaron a los hospitales cercanos tres permanecen en estado crítico, mientras que los demás están en condición estable o ya fueron dados de alta. La matanza perpetrada por Nikolas Cruz, de quien algunos conocidos han aseverado que sufría un grado de autismo, tal como recoge el diario Sun Sentinel, ha destapado otra vez el debate sobre la regulación de armas.

El gobernador de Florida, Rick Scott, aseguró hoy que la próxima semana se reunirá con congresistas estatales para que no haya una nueva tragedia como esta.