Miles de menores trabajan ilegalmente en las minas de oro en Ghana

oro_minas1
Violan las leyes internacionales contra la explotación infantil |Archivo

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció que miles de menores trabajan ilegalmente en las minas de oro en Ghana, en condiciones "peligrosas" y en violación de las leyes internacionales contra la explotación infantil.

En el informe publicado esta jornada "Metal precioso, mano de obra barata: Trabajo infantil y responsabilidad corporativa en las minas de oro artesanales en Ghana", HRW evidenció el uso de menores en las minas de oro, con o sin licencia, del país africano.

Según señaló la organización, los adolescentes -la mayoría de entre 15 y 17 años, pero también menores-, extraen el oro de los pozos mineros, transportan las cargas de mineral y lo procesan con mercurio, un material altamente tóxico. "Las minas de oro sin licencia en Ghana son lugares muy peligrosos, donde ningún menor debería trabajar", expresó la investigadora principal para los Derechos del Niño de HRW, Juliane Kippenberg.

Durante la investigación elaborada en 2013 por la organización, se detectó que los niños mineros sufren heridas y males respiratorios debido al trabajo que realizan en los yacimientos. "Además, tienen un alto riesgo de daño cerebral y otras discapacidades debido a envenenamiento por el mercurio", añadió el informe.

A la luz de estos datos, HRW instó a las refinerías internacionales que utilizan oro proveniente de Ghana a que ejerzan mayor control sobre su cadena de suministro, "para asegurarse de que no se están beneficiando del trabajo infantil".

Importantes refinerías de oro en Suiza, Emiratos Árabes Unidos y otros países utilizan oro extraído artesanalmente de Ghana, uno de los diez principales productores de este metal precioso en el mundo. Estas empresas "deben tener políticas claras" contra el trabajo de los menores, insistió HRW, que señaló que es necesario un seguimiento regular e inspecciones no anunciadas.

La Compañía de Comercio de Oro de Ghana, propiedad del Gobierno, no cuenta con procedimientos para determinar si los niños han participado en la producción del oro que compra y proporciona licencias "sin imponer ningún criterio de derechos humanos", denunció el informe.

La extracción aurífera a pequeña escala y artesanal está poco regulada en el país africano, donde la mayoría de las minas operan sin licencias, que resultan costosas.

Además, la ley ghanesa permite el uso de mercurio en la minería, a pesar de que la prolongada exposición a este metal genera hipertensión, debilidad muscular, caída de pelo, dientes y uñas, daños al cerebro o incluso la muerte, y es especialmente perjudicial para los menores.

"Los gobiernos deben hacer del respeto a los Derechos Humanos un requisito clave en los países productores como Ghana, así como donde el oro es refinado y comercializado, como Suiza y los Emiratos Árabes Unidos", concluyó Kippenberg.

A pocos días de la celebración del Día Internacional contra el Trabajo Infantil el 12 de junio, HRW recordó que la Ley de los Niños en Ghana "prohíbe el trabajo minero para cualquier persona menor de 18 años".

También la Organización Internacional del Trabajo (OIT) incluye dentro de "las peores formas de trabajo infantil" determinadas actividades mineras y el uso de productos químicos peligrosos.