Miles de islamistas se manifiestan en varias ciudades de Egipto

Miles de simpatizantes islamistas del presidente Mohamed Mursi se manifiestan hoy en El Cairo y otras ciudades de Egipto en favor del depuesto mandatario y contra las nuevas autoridades del país.

Una de las marchas ha salido del barrio de Heluan, en el sureste de la capital, por donde transcurre de forma pacífica, aunque está presidida por una gran tensión tras los incidentes violentos de esta semana, señalaron a Efe fuentes policiales y testigos.

Los islamistas llevan a cabo también una sentada delante del metro de Al Munib, en el sur de El Cairo, que comenzó después de la oración del atardecer, según informan los Hermanos Musulmanes en su página web.

Otra ciudad donde se desarrollan manifestaciones es Asiut, donde un grupo de exaltados intentó asaltar la estación de ferrocarril, aunque fueron repelidos por las fuerzas de seguridad, apuntaron las fuentes policiales.

Los manifestantes, entre quienes hay mujeres y niños, corean eslóganes como "El pueblo quiere la vuelta de la legitimidad".

PROTESTAS EN ALEJANDRÍA Y MINIA

Miles de partidarios de Mursi también han salido a las calles de Alejandría (norte), la segunda ciudad del país, y de Minia, en el sur.

Estas marchas llegan tras el llamamiento realizado por los Hermanos Musulmanes a mantener protestas durante toda esta semana para reclamar la restitución de Mursi en su cargo.

Cientos de islamistas que se habían atrincherado en la mezquita de Fateh, en el centro de El Cairo, fueron evacuados hoy por las fuerzas de seguridad tras un intenso tiroteo, sin que hasta el momento se conozca el número de víctimas.

Según el Gobierno, la cifra de muertos desde el desalojo de las acampadas de los simpatizantes de Mursi en El Cairo el pasado miércoles ronda los 800, incluidos los 173 fallecidos que se anunciaron hoy por los enfrentamientos del viernes.

La Presidencia egipcia consideró hoy que el país se halla en una "guerra contra el terrorismo" y acusó a los manifestantes islamistas de ser "fuerzas extremistas" y "terroristas". EFE

EL GOBIERNO ESTUDIA DISOLVER A LOS HERMANOS MUSULMANES

El Gobierno egipcio estudia disolver la cofradía de los Hermanos Musulmanes, tras los disturbios de los últimos días en el país que han dejado centenares de muertos, informó hoy el portavoz del Consejo de Ministros, Sherif Shauqi.

En una rueda de prensa en El Cairo, Shauqi explicó que el Ejecutivo analiza adoptar esta medida "a través de medios jurídicos".

La Hermandad Musulmana, que fue fundada en 1928 por Hasan el Bana, fue ilegalizada ya en 1954 por Gamal Abdel Naser, aunque tras la revolución que depuso a Hosni Mubarak en 2011 quedó en una situación alegal que todavía mantenía.

En declaraciones a la prensa tras la comparecencia de su portavoz, el primer ministro del Gobierno provisional, Hazem al Beblaui, llamó a la reconciliación de los egipcios, aunque cerró esa puerta a "quienes tengan las manos manchadas de sangre".

"No habrá reconciliación con quienes tengan las manos manchadas de sangre, con quienes hayan levantado sus armas contra el Estado o contra los ciudadanos", señaló Beblaui.

Asimismo, aseguró que su Ejecutivo está intentando "allanar el camino hacia la democracia, con una Constitución de consenso y una ley electoral transparente".

El primer ministro destacó que los últimos enfrentamientos registrados el viernes -que causaron al menos 173 muertos, según el Gobierno- se produjeron entre "vecinos y manifestantes", y no por la acción de las fuerzas de seguridad.

Por último, reiteró que su Ejecutivo apuesta por una solución pacífica a la crisis egipcia, y que la intervención de las fuerzas de seguridad debe ser solo "el último recurso".