Merkel: Papandréu conseguirá en el Parlamento el apoyo mayoritario al rescate

Merkel advierte que la crisis de la deuda amenaza la recuperación económica
Merkel advierte que la crisis de la deuda amenaza la recuperación económica |Telemadrid

La canciller alemana, Ángela Merkel, se mostró hoy convencida de que el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, utilizará "todo su peso político" para lograr el apoyo mayoritario del Parlamento a su nuevo programa de medidas de austeridad.

"Soy bastante optimista. Sé que el primer ministro Papandréu utilizará todo su peso político para lograr la mayoría en el Parlamento", afirmó Merkel en rueda de prensa tras concluir la cumbre de líderes de la Unión Europea.

"Yo parto de la base de que se hará todo lo posible para que el resultado de la votación sea positivo", insistió.

El Consejo de Ministros griego aprobó el miércoles el proyecto de ley que contiene el impopular conjunto de medidas de austeridad y privatizaciones por valor de 78.000 millones de euros.

El plan de ajuste griego debe ser sometido la próxima semana a votación en el Parlamento.

Los jefes de Gobierno y de Estado de la zona euro se comprometieron el jueves a tener listo un segundo plan de rescate para Grecia a comienzos de julio.

El líder de la mayor fuerza opositora, la conservadora Nueva Democracia (ND), Antonis Samaras, reconoció el jueves a su llegada a la reunión del Partido Popular Europeo y en una entrevista al "Financial Times" que Grecia necesita ajustes fiscales, pero reiteró su rechazo a las medidas que plantea el Gobierno de Papandréu.

Merkel dijo que los líderes "han dejado claro" a Samaras que "sería deseable para la aceptación y la estabilidad de Grecia que se aprobara el paquete" de medidas de austeridad.

"Cuanto más consenso, mejor para Grecia, mejor para el euro y, por ende, mejor para todos. Veremos lo que pasa, pero sería mejor (lograr) un consenso amplio", recalcó.

En cuanto a la participación del sector privado, Merkel no quiso comentar las conversaciones que diferentes gobiernos y Berlín están manteniendo con bancos, aseguradoras y fondos de pensiones sobre su participación en el nuevo rescate a Grecia, porque aún no se ha calculado la cifra final del paquete y el importe que corresponderá a las entidades.

El primer ministro griego reiteró hoy que el nuevo plan de rescate podría situarse en el entorno del primero, aprobado en mayo de 2010 y que es de 110.000 millones de euros.

Lo que sí se sabe ya es que los líderes respaldan el enfoque decidido el 20 de junio pasado por los ministros de Finanzas de la zona euro en cuanto "al fomento de la participación voluntaria del sector privado" en el segundo rescate de Grecia.

La fórmula para articular la participación de los acreedores privados de Grecia se efectuará mediante un "roll-over" de los bonos griegos, consistente en que los tenedores de obligaciones del Tesoro heleno volverán a adquirir bonos del país cuando venzan los títulos que tienen en cartera, de manera "voluntaria e informal".

Esta implicación se efectuará evitando que sea declarado un impago de la deuda griega.

Merkel dijo que el camino de los ajustes "es difícil" para Grecia y recorrerlo requerirá muchos esfuerzos y tiempo, pero que los ejemplos de Portugal y de Irlanda demuestran que es posible.

"Estamos muy impresionados con la gran determinación con la que están implementando sus programas", afirmó sobre estos dos países.

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, dijo por su parte en una rueda de prensa que "Grecia tiene apoyo" y que los países europeos "harán lo necesario para que desde principios de julio se transfiera la ayuda y haya un nuevo plan de asistencia".

PAPANDREU CIFRA EL RESCATE EN 110.000 MILLONES DE EUROS

Por su parte, el primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandréu, dijo hoy que el segundo rescate a Grecia podría suponer un desembolso "similar" al primer programa de asistencia de 110.000 millones de euros.

"Estamos hablando de una cantidad muy, muy grande", aseguró Papandréu, quien recordó que el primer paquete de asistencia financiera ascendió a 110.00 millones de euros en tres años.

Aunque es pronto para especificar una cifra, "quizá tendremos una cantidad similar para este paquete de ayuda", afirmó el primer ministro griego en una rueda de prensa tras la conclusión de la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la UE.

Según Papandreu, la magnitud de la ayuda dependerá de factores como la participación del sector privado y de la capacidad de su país de utilizar fondos públicos para reducir la deuda.

"Todo ello influirá probablemente en la cantidad final del nuevo paquete", añadió.

Papandréu dijo que sus socios europeos han entendido los esfuerzos que está haciendo Grecia para lidiar con la crisis y por eso han manifestado su apoyo al nuevo paquete de ayuda que constituye "un voto de confianza".

Asimismo, ha considerado que esto debería ser una "garantía" suficiente para el Fondo Monetario Internacional, de manera que no tenga ningún problema en desembolsar fondos por su parte.

"El apoyo de los líderes europeos fue concedido porque reconocen el esfuerzo y los sacrificios de los griegos. Saben que estamos haciendo todo lo que podemos", aseguró.

Papandréu deseó que "el sentido de responsabilidad nacional y también europea" impere la próxima semana en el Parlamento y se pueda aprobar el programa adicional de ajuste ya que la alternativa es el fracaso total para Grecia.

En cuanto al nuevo programa de rescate precisó que tendrá algunos elementos distintos al primero, ya que tendrá que incluir dos aspectos esenciales: el crecimiento económico y la coherencia social.

"La UE debería ayudar a impulsar el crecimiento en Grecia", afirmó y aseguró que la inversión en sectores como el de las energías renovables puede dar muy buenos resultados.

Papandréu también incidió en que Grecia no solicita ayuda para quedarse en la misma situación o desperdiciar los fondos sino para cambiar el país.

ZAPATERO SUBRAYA EL "ESFUERZO NOTABLE E IMPRESCINDIBLE" DE EUROPA EN LA CRISIS GRIEGA

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó este viernes que, "ciertamente la situación en Grecia es de mucha dificultad", si bien defendió que las autoridades europeas y los países que integran el euro "estamos demostrando un esfuerzo notable e imprescindible".

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo Europeo, el presidente del Gobierno indicó que se trata de un "esfuerzo de unidad y solidaridad a favor del proyecto europeo".

Rodríguez Zapatero explicó que el respaldo del programa de ajustes por parte del Parlamento griego permitirá que a principios de julio se pueda desembolsar el quinto tramo del primer paquete de ayuda financiera al país heleno.

Por tanto, se permitirá que Grecia pueda hacer frente a los pagos que tiene por delante en el mes de julio y agosto. Además, se podrá avanzar en el segundo paquete de ayuda a Grecia.

El presidente del Gobierno dijo que es un "compromiso vital" de la Unión Europea seguir apostando "con toda la firmeza y el apoyo posible" a todos los países de la UE.

Por otra parte, aseguró que "hoy hemos dado un paso más en lo que significa esa política económica europea, más integrada, más coordinada en la búsqueda de más estabilidad, de más prevención de riesgos y de favorecer una respuesta a la crisis".

Además, se refirió a las pruebas de resistencia a la banca, y apuntó que el Consejo Europeo ha destacado la "importancia" que tendrá la publicación de los mismos a principios de julio, para agregar que los criterios serán "muy rigurosos".

El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, ha opinado hoy que "sería deseable" que la oposición apoyara las medidas de ajuste diseñadas por el Gobierno griego porque sin esas reformas la UE no seguirá apoyando a ese país.

Después de haber recibido el nombramiento como cónsul honorífico de Bilbao, Almunia ha explicado que "ayer por la noche los jefes de Estado y de Gobierno decidieron en el Consejo europeo que la UE siga apoyando a Grecia", a cambio de que ese país "se comprometa" a hacer "más reformas y ajustes".

A su juicio, será "una tarea complicada" y habrá que "entender las dificultades que tiene el Gobierno griego" por lo que, ha dicho, "sería deseable que la oposición griega lo apoye porque si no, sería muy difícil sacar adelante" esos cambios.

"Si Grecia no toma las medidas que necesita tomar, no es posible pensar que los países miembros de la Unión Europea le vayan a seguir apoyando", ha sentenciado.