Merkel, Hollande, Monti y Rajoy buscan una solución común a la crisis

La reunión entre los líderes de las cuatro primeras economías de la zona euro, Alemania, Francia, Italia y España, en la que se pretende buscar una postura común sobre la crisis antes del Consejo Europeo de la próxima semana, comenzó en Roma alrededor de las 14.20 hora local (12.20 GMT).

La canciller alemana, Ángela Merkel; el presidente de Francia, François Hollande, y el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, llegaron a Villa Madama, sede del encuentro, donde les esperaba el anfitrión, el primer ministro italiano, Mario Monti. En la reunión, los cuatro líderes europeos buscarán definir una hoja de ruta lo más explícita posible sobre una mayor integración política y financiera.

El primero de los líderes en llegar fue el presidente del Gobierno español, que fue recibido por Monti en la entrada de Villa Madama y sonrientes se estrecharon la mano y posaron ante los fotógrafos. A continuación, el primer ministro italiano acompañó a Rajoy al interior del edificio que acogerá la cumbre. Pocos minutos después, llegaron Merkel y Hollande y se repitió el mismo protocolo. Una vez en el interior del recinto, los cuatro líderes europeos se sentaron en torno a una mesa redonda, en la que Rajoy se sentó frente a Monti y quedó entre Merkel y Hollande.

Una rueda de prensa cerrará esta cumbre y celebrará entorno a las 16.00 hora local (14.00 GMT), según se ha anunciado, dado que la canciller alemana expresó su deseo de viajar Polonia para ver el partido de fútbol de cuartos de final de la Eurocopa, que disputan hoy Alemania y Grecia en el Arena de la ciudad polaca de Gdansk.

Uno de los principales asuntos que se abordarán en la reunión de hoy en Roma será la propuesta de comprar deuda soberana, sobre todo de Italia y España, a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y del Mecanismo de Estabilidad (MEDE) para relajar la presión en el mercado secundario sobre las primas de riesgo.

El Gobierno italiano ha bautizado como "escudo anti-prima de riesgo" esta iniciativa, que puede ayudar a los países que, a pesar de haber acometido reformas para poner en orden sus cuentas públicas, siguen en el punto de mira de la especulación.

Merkel dijo el miércoles en rueda de prensa en Berlín que "existe la posibilidad" de comprar deuda en el mercado secundario a través de los fondos de rescate, aunque de momento eso es algo "puramente teórico".