Maduro dice que opositor López "tiene que pagar y va a pagar"

Maduro dice que opositor López "tiene que pagar y va a pagar"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que el líder opositor Leopoldo López "tiene que pagar y va a pagar" por los cargos que el Ministerio Público le imputa por los hechos violentos del pasado 12 de febrero en Caracas y por las que hoy comenzó un juicio en su contra.

"Tiene que pagar ante la justicia y va a pagar ante la justicia. Tiene que pagar y va a pagar, así de sencillo. Bastante daño le hizo a este país, que siga la justicia en su propio camino, con sus propios métodos", afirmó Maduro en una rueda de prensa.

Maduro, que tildó a López de líder de la "ultraderecha" venezolana, dijo que es "responsable de crímenes, violencia, destrucción de vidas humanas", y que "además", el político opositor "las planificó". "Ustedes saben que es una pieza de los gringos en Venezuela. No de ahora, sino desde muy jovencito es una pieza y tiene toda esa visión mesiánica que nació para ser líder, presidente de Venezuela", aseguró.

"Él (López) iba a nacer en Nueva York y lo trajeron para que naciera en Caracas porque tenía que ser presidente de Venezuela. Es una visión mesiánica medio loca de la oligarquía (...) que embasuran, envenenan a la gente y la enloquecen", aseguró el jefe del Ejecutivo venezolano.

El juicio contra López por los hechos de violencia ocurridos el 12 de febrero pasado tras una manifestación que se considera el detonante de las protestas contra el Gobierno, arrancó hoy en medio de las quejas de sus abogados por la "indefensión" con la que, dicen, afronta el proceso.

El líder del partido Voluntad Popular está acusado de instigación pública, agavillamiento (asociación para delinquir), daños a la propiedad e incendio durante esa jornada.

El 12 de febrero una marcha antigubernamental convocada por López se juntó con otra estudiantil al finalizar frente al Ministerio Público, y a su término varios encapuchados atacaron la sede de la Fiscalía y varios vehículos policiales. La jornada se saldó con tres muertos y decenas de heridos y detenidos y dio inicio a una ola de protestas en Venezuela, hoy extintas, que dejaron 43 muertos y cientos de heridos.