Maduro anuncia su candidatura presidencial y pide conformar mandos de campaña

Maduro anuncia su candidatura presidencial y pide conformar mandos de campaña

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció hoy su candidatura presidencial para ser reelegido en las próximas elecciones que deberán celebrarse antes de mayo, y pidió a sus simpatizantes conformar mandos de campaña a lo "largo y ancho" del país para lograr 10 millones de votos. "Desde aquí, desde este patio de sueños yo les digo a ustedes hermanos y hermanas asumo la candidatura presidencial para el período 2019-2025 y juro frente a ustedes hermanos trabajadores que seré el candidato de la clase obrera venezolana", agregó en un acto con transportistas.

Maduro ya había avanzado el martes que estaba "a la orden" del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y de la coalición Gran Polo Patriótico (GPP) como candidato a las presidenciales, después de que la oficialista Asamblea Constituyente aprobara la celebración de estos comicios para el primer cuatrimestre de 2018. En el acto de hoy, transmitido por el canal estatal VTV, los transportistas pidieron a Maduro aceptar la candidatura presidencial, una solicitud a la que el jefe de Estado respondió: "Acepto".

"Yo como presidente voy a gobernar junto al pueblo", dijo, al tiempo que prometió llegar a 5 millones de casas construidas a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela, así como mejorar las inversiones en la economía y las obras públicas.

Maduro también prometió asignar más bonos "protectores" y mejorar la educación. Asimismo, pidió a sus simpatizantes conformar de "manera acelerada y disciplinada" los "comandos de campaña bolivariana" en las empresas, en el metro, en los municipios y "a lo largo y ancho" del país para lograr 10 millones votos en las presidenciales, una promesa, que dijo, es una deuda con el fallecido presidente Hugo Chávez.

"Yo les pido a ustedes compañeros que vayamos a organizarnos (...) tenemos una deuda con el presidente Chávez (...) y la meta es sacar 10 millones de votos por el pecho", indicó.

EMBAJADOR A CONSULTAS

El Gobierno de Venezuela ha llamado a consultas a su embajador en España por la "agresión injerencista y colonialista" del Ejecutivo de Mariano Rajoy, horas después de presentar una nota formal de protesta por las últimas sanciones adoptadas por la UE contra dirigentes venezolanos. El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha confirmado en Twitter que, ante esta "agresión", el presidente Nicolás Maduro ha decidido llamar a consultas al embajador Mario Isea. "No aceptaremos agresiones de gobiernos subordinados al imperialismo estadounidense", ha apostillado.

Arreaza había recriminado poco antes ante los medios a la UE que cediese ante las presiones de la Administración de Donald Trump y, en particular, había vinculado las últimas sanciones con la reciente visita a España del secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para Asuntos Políticos, Thomas A. Shannon.

El jefe de la diplomacia venezolana recordó que Shannon se reunió hace casi dos semanas en Madrid con representantes del Ministerio de Exteriores Español y fue entonces cuando, según Arreaza, dio "una orden directa" a la UE para dar vía libre a una "red coordinada de sanciones" contra el chavismo.

Las medidas punitivas anunciadas por la Unión Europea contemplan, entre otras cuestiones, la prohibición de entrada y la congelación de activos de las personas señaladas, entre ellas el 'número dos' del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello.

CRUCE DE DECLARACIONES

Rajoy ha afirmado este miércoles que las sanciones que la UE ha aprobado contra dirigentes del régimen venezolano son "leves" pero "muy merecidas" por "las brutales decisiones y la forma de entender la democracia que tiene el señor (Nicolás) Maduro". España, ha añadido, tiene "una obligación para con mucha gente", venezolanos, iberoamericanos y más de 200.000 españoles que viven en el país sudamericano.

El presidente de Venezuela, por su parte, había cargado el martes contra el Gobierno español, al que tachó de "corrupto", "racista" y "colonialista". Maduro lanzó una advertencia directa contra Rajoy: "Ponte a cuatro 'paticas', compadre, que este pueblo lo que te va a dar es 'pela' (expresión venezolana que se usa como sinónimo de paliza)".

Las tensiones políticas han aumentado con la llamada a consultas del embajador venezolano en España, una medida que el Ejecutivo de Maduro ya adoptó anteriormente y que, en términos diplomáticos, se reserva a casos excepcionales. En la escala de protestas, es el nivel superior a la convocatoria de un embajador, que implica que un gobierno cite al representante de un país extranjero para trasladarle una queja.

El Gobierno venezolano no ha aclarado en su breve aviso cuándo se hará efectiva la retirada de Isea, que este mismo miércoles ha acudido a la presentación en Madrid de un libro, según ha informado la propia Embajada en sus perfiles de redes sociales.

DASTIS CONSIDERA "DESPROPORCIONADA" LLAMADA A CONSULTAS EMBAJADOR VENEZOLANO

El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, consideró hoy "desproporcionado" que el Gobierno venezolano haya llamado a consultas a su embajador en Madrid, debido, según Caracas, a la "agresión injerencista y colonialista" del Ejecutivo de España. En la ciudad suiza de Davos, donde Dastis asiste al Foro Económico Mundial, el jefe de la diplomacia española deseó que, tras la llamada a consultas, "el embajador vuelva y sigamos manteniendo las relaciones diplomáticas que son normales entre países que pueden tener diferencias, pero que tienen muchas cosas en común".

Sobre el clima creado entre España y Venezuela por estas situaciones, Dastis dijo que no es partidario "de elevar el tono de voz" y que hará todo lo posible "para no contribuir al aumento de la tensión" entre las dos naciones. El ministro español dijo que no ha tratado en Davos la situación en Venezuela de "forma específica" con responsables de otros gobiernos iberoamericanos que asisten al Foro, aunque ese tema está presente en algunos de los coloquios que se están celebrando.