Macri prevé cesar al jefe de la Armada una vez se aclare la desaparición del submarino

El presidente argentino, Mauricio Macri, prevé cesar al jefe de la Armada, el almirante Marcelo Hipólito Srur, y a otros cargos en la cadena de mando una vez se aclare la desaparición del submarino 'ARA San Juan', después de que este jueves se supiera que se produjo una explosión a bordo el día en que se perdió el contacto con la nave, el 15 de noviembre.

Según informan tanto 'Clarín' como 'La Nación', Macri ya tendría tomada la decisión pero no la hará efectiva hasta que no se conozca la suerte del submarino y de sus 44 tripulantes, a los que sus familiares dan ya por muertos tras saber de la explosión.

De acuerdo con las fuentes consultadas por ambos medios, en la Casa Rosada hay malestar por el modo en que se ha gestionado la crisis y por el hecho de que la información con que contaba la Armada se trasladó con retraso a Macri y el ministro de Defensa, Oscar Aguad, quien dijo haberse enterado "por los medios" de que se había perdido el contacto con el submarino.

"Se rompió la cadena de mando con el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, que es el presidente", han denunciado fuentes gubernamentales al diario 'Clarín'. En este sentido, las fuentes han aclarado que los relevos en la cadena de mando de la Armada se producirán cuando ésta termine de "asumir sus responsabilidades técnicas" en el episodio.

NO HAY PRONUNCIAMIENTO SOBRE EL ESTADO DE LOS SUBMARINISTAS

La Armada Argentina evitó hoy, en su último informe del día sobre la búsqueda del submarino ARA San Juan en su octava jornada desaparecido, pronunciarse sobre el estado en que pueden encontrarse sus 44 tripulantes, después de que algunos de sus familiares hayan dado por hecho que no hay supervivientes. "Hasta que no tengamos una evidencia certera de dónde está el submarino, no podemos concluir con una afirmación contundente. No dejamos nada ligado al azar", remarcó el capitán de navío Enrique Balbi en una conferencia de prensa en Buenos Aires.

La desesperación y consternación de los familiares se dio después de que la Armada explicase hoy que el miércoles de la semana pasada, al poco de perderse la comunicación con el sumergible, se había registrado una "explosión" en la zona en la que el submarino informó por última vez. Algunos de los allegados han vertido duras críticas contra la actitud de la Armada tras conocerse la desaparición de la nave -por una supuesta lentitud de reacción y la forma de comunicarla- y a las autoridades del país por el supuesto mal estado en el que se encontraba el aparato.

"Se cumplió el plan de búsqueda y rescate del submarino en tiempo y forma", sentenció Balbi, quien dijo que "es prioridad para la Armada el respeto y la contención de los familiares de los 44 tripulantes". También criticó que hoy haya trascendido que el cuerpo castrense tenía información "con anterioridad a ayer" de las "anomalías hidroacústicas" informadas este miércoles por Estados Unidos y que se confirman con la información de la "explosión" de la que se dio cuenta hoy tras recibir datos de la Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares.

"Volvemos a ratificar que esa información se recibió ayer, miércoles 22", indicó Balbi, que matizó que "si la Armada hubiese contado con esa información con anterioridad se hubiese dedicado todo el esfuerzo (de búsqueda) en esa zona desde el primer momento". "Una anomalía hidroacústica en el día de ayer y hoy un evento como les dije corto, violento, contundente, consistente en una explosión, pero no tenemos todavía otro indicio", remarcó.

El 15 de noviembre, el submarino, que viajaba desde el puerto austral de Ushuaia a la ciudad bonaerense de Mar del Plata, comunicó por última vez con su base e informó de su última posición conocida, en la zona del Golfo San Jorge, a 432 kilómetros de la costa argentina. Así y todo, Balbi insistió en que este es "un momento crítico" y que el cuerpo entiende y acompaña "en la preocupación y la incertidumbre" a los familiares.

"Pero la Armada está haciendo lo humanamente posible para contenerlos, escucharlos, brindarles asistencia", agregó.

"Los estamos acompañando y haciendo un esfuerzo nacional e internacional de mucha magnitud", aseveró, para incidir en que se está trabajando intensamente "para tratar de detectar y localizar el submarino