Líderes hispanos retiran su apoyo a Trump tras desgranar su política migratoria

La reciente visita de Trump a México ha supuesto un punto de inflexión en su campaña.

Frente a Peña Nieto el republicano anunció su compromiso de la construcción de un muro y horas después en Arizona desgranó toda su política migratoria: deportaciones masivas, más policía fronteriza, tolerancia cero con los

once millones de indocumentados que hay en Estados Unidos.

Este discurso ha provocado en las últimas horas la retirada del apoyo de varios líderes hispanos a Trump.

Entre ellos Jacob Monty, abogado de inmigración de Texas, o Alfonso Aguilar presidente de la Alianza Latina por los Principios Conservadores.

Ambos acusan a Trump de querer perder las elecciones con esos mensajes. Y las encuestas les dan la razón, hasta siete puntos de diferencia separan a Trump de Hillary Clinton.

Mientras, los demócratas que trabajaban de Donald Trump y otros latinos conservadores retiraron este jueves su apoyo al candidato republicano a la Casa Blanca o aseguraron que se plantean hacerlo, después de que éste confirmara su línea dura en inmigración en su discurso el miércoles.

Dos miembros del Consejo Nacional de Asesores Hispanos de Trump, Jacob Monty y Massey Villarreal, anunciaron que han dejado de apoyar al candidato republicano, y otros integrantes de ese grupo se plantean retirarle también su apoyo.

"Le di a Donald Trump un plan que habría mejorado la seguridad fronteriza, deportando a quienes fueran criminales y, lo más importante, dando permisos de trabajo a millones de inmigrantes honestos y que trabajan duro. Esta noche ha rechazado eso, y yo debo rechazarlo a él", escribió Monty anoche en su página de Facebook.

Monty confirmó este jueves en entrevistas con varios medios estadounidenses que había decidido abandonar el Consejo Nacional de Asesores Hispanos, un grupo de 23 conservadores latinos que el pasado 20 de agosto se reunieron con Trump y que tenían la esperanza de que el magnate suavizara su discurso sobre inmigración.

Monty, un abogado de inmigración de Texas, dijo a la cadena MSNBC que quizá Trump "no quiera ganar" las elecciones de noviembre y por eso decide "demonizar a los inmigrantes" en su discurso del miércoles en Phoenix (Arizona). Otro latino de Texas que integraba el consejo de asesores del magnate, Massey Villarreal, declaró a NBC Latino que estaba "decepcionado con el discurso" del miércoles y que ya no apoya a Trump como candidato a presidente.

Al menos otros dos miembros de ese consejo, Rick Figueroa y el sacerdote Ramiro Peña, ambos de Texas, manifestaron que están replanteándose su apoyo a Trump tras el discurso en Arizona. "En lugar de escuchar los sabios consejos de sus asesores y simpatizantes en la comunidad latina, que tienen experiencia de primera mano en el área de la inmigración, fue en la dirección contraria y se empeñó en sus propuestas y su retórica. Es un error", dijo Figueroa en un comunicado citado por el diario Texas Tribune.

En un correo electrónico dirigido a miembros de la campaña de Trump y del Comité Nacional Republicano, Peña afirmó que el candidato republicano "ha perdido las elecciones" con su discurso del miércoles e indicó que el Consejo de Asesores Hispanos parece ser una "estafa" para la que él no tiene "tiempo ni energía". "Rezaré durante los próximos días, pero veo difícil imaginar cómo puedo seguir asociado a la campaña de Trump", dijo Peña en un correo electrónico obtenido por el diario digital Politico.

Alfonso Aguilar, que no pertenece al consejo de asesores pero era uno de los apoyos más destacados de Trump entre la comunidad latina, anunció también la retirada de su apoyo al candidato. "Durante los últimos dos meses, él dijo que no iba a deportar a gente sin historial criminal (...). Hasta ayer [por el miércoles], su campaña dio la impresión de que iba a lidiar con los indocumentados de forma compasiva", agregó Aguilar, presidente de la Alianza Latina por los Principios Conservadores.

MELANIA TRUMP DEMANDA AL 'DAILY MAIL' Y PIDE 130 MILLONES POR DIFAMANCIONES

Las polémicas no paran en la campaña de Trump. Ahora su mujer Melania ha demandado a varios medios de comunicación que han insinuado que ejerció la prostitución en la decada de los 90.

Melania Trump presentaba este jueves una denuncia contra el diario británico 'Daily Mail' y contra un blog estadounidense denominado 'Tapley', acusando a ambos de publicar información falsa y difamatoria en la que la vinculan con un servicio de damas de compañía.

"Los acusados hicieron numerosas declaraciones sobre la señora Trump que son cien por cien falsas y tremendamente dañinas para su reputación personal y profesional", ha explicado su abogado, Charles Harder, en un comunicado recogido por CNN.

La demanda --presentada en un tribunal estatal del condado de Montgomery, en Maryland-- se basa en las acusaciones de la defensa de Melania Trump, que sostiene que estos medios han "retransmitido sus mentiras a millones de personas por todo Estados Unidos y el mundo sin ninguna justificación".

Harder ha recordado que una de las publicaciones afirma que Melania Trump fue 'dama de compañía' en la década de los noventa, antes de conocer al republicano. El abogado estima en 150 millones de dólares (unos 130 millones de euros) el daño de estas acusaciones.

Por su parte, el diario británico ha publicado en su página web un texto en el que explica que el artículo en cuestión se explicaba que, según un libro en particular, la tercera esposa de Trump había trabajado en Milán en "algo parecido a un club de caballeros", y que según una revista de Eslovenia --de donde procede Melania Trump-- apuntaba a que la agencia de modelos en la que trabajó en Nueva York "operaba como una agencia de 'damas de compañía' para clientes poderosos".

El diario ha aclarado que si bien esa información está publicada, también dejó claro que no había nada que apoyara estas acusaciones y que en el texto se incluían las declaraciones de los portavoces tanto de la esposa de Trump como del director de la agencia de modelos en las que negaban dichas acusaciones.