Juncker pide a griegos que voten sí en referendo y a Tsipras que no mienta

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha pedido a los ciudadanos griegos que desoigan a su Gobierno de Syriza y voten 'sí' en el referéndum convocado para el próximo domingo 5 de julio sobre la propuesta de los acreedores sobre ajustes y reformas para desbloquear el rescate con el fin de dar una señal de que quieren seguir en la eurozona.

"El mensaje de un 'no' será desastroso para los acontecimientos posteriores", ha avisado el presidente de la Comisión en rueda de prensa. "Un 'no' querría decir, independientemente de la pregunta, que Grecia dice no a Europa", ha subrayado. "Todo el planeta considerará que un 'no' griego a la cuestión que se les plantee significará que Grecia toma sus distancias respeto a la eurozona y a Europa", ha insistido.

"Pediré al pueblo griego que vote 'sí' porque el voto será un señal para Grecia y para otros países miembros. Si el pueblo griego -responsable, consciente del rol nacional y europeo que juega- vota sí, el mensaje para resto de Estados miembros y más allá de la UE querría decir que Grecia quiere quedarse con los otros países de la eurozona y de la UE", ha señalado Juncker.

Juncker ha acusado al Gobierno de Syiriza y a su primer ministro, Alexis Tsipras, de romper de manera unilateral las negociaciones el viernes, cuando anunció la convocatoria del referéndum, y de no decir la verdad a los votantes sobre las propuestas de la troika.

Los ciudadanos griegos, ha alegado el presidente de la Comisión, "deben saber lo que había sobre la mesa, deben saber todos los elementos del debate". "El Gobierno griego conoce todos estos elementos y sería recomendable que dijera la verdad a los ciudadanos griegos en lugar de simplificar su posición en un 'no' para el referéndum", ha criticado.

Juncker no tiene previsto presentar una nueva propuesta porque considera que el último paquete presentado el viernes es "completo" y "exigente" pero también contiene elementos sociales. Los acreedores habían aceptado que el IVA de los hoteles se quedara en el 13% y no en el 23% y el Eurogrupo estaba dispuesto a discutir "medidas por lo que se refiere a la deuda" en línea con los compromisos asumidos en 2012.

"Hemos movido montañas hasta el último minuto, cuando las autoridades griegas cerraron la puerta", ha asegurado Juncker, que ha descargado toda la responsabilidad del fracaso de las negociaciones en el Gobierno de Syriza.

El resto de Estados miembros ha hecho un "gran esfuerzo" para acercarse a Atenas, tanto por lo que se refiere al procedimiento como al contenido de la negociación, y resulta injusto tratar de culpar al presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, o al ministro alemán de Finanzas, Wolfgang, Schõuble, ha señalado el presidente de la Comisión.

En contraste con este esfuerzo por parte de los acreedores, los negociadores griegos, según la versión de Juncker, enviaban sus propuestas "a menudo tarde y deliberadamente alteradas". Además, fue la Comisión y no el Gobierno de Syriza la que propuso medidas como el recorte del presupuesto de defensa o el aumento de impuestos a los propietarios de astilleros.

EL COMISARIO MOSCOVICI VE TODAVÍA UN MARGEN DE NEGOCIACIÓN CON GRECIA

El comisario de Asuntos Económicos y Financieros de la UE, Pierre Moscovici, consider que todavía existe margen de negociación con Grecia y anunció que el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, hará propuestas este lunes para intentar evitar su salida del euro.

"Juncker va a indicar el camino a seguir. Espero que todo el mundo tome la vía del compromiso", indicó el también exministro francés de Economía en una entrevista concedida a la emisora gala "RTL".

Grecia amaneció hoy con los bancos cerrados tras la imposición esta madrugada de un corralito, que limita a 60 euros las retiradas en efectivo de los cajeros automáticos y contiene medidas de control de capitales que superan las vividas hace dos años en Chipre. "Estamos a algunos centímetros de un acuerdo. Es necesario que sigamos discutiendo. (...) La puerta de la Comisión Europea se mantiene abierta a las negociaciones", destacó Moscocivi.

El comisario europeo se pronunció igualmente sobre la convocatoria de un referendo aprobada el pasado sábado por el Parlamento griego, en el que la población del país se pronunciará el próximo 5 de julio sobre las medidas propuestas por los acreedores internacionales a cambio del desembolso del rescate.

"Deseo que (el primer ministro griego, Alexis) Tsipras, inste a votar 'sí'", señaló Moscovici, que dijo respetar ese referendo, pero insistió en que Grecia debe permanecer en la eurozona.

Lo que está en juego, en su opinión, no es la presencia o no de Grecia en la zona euro, sino la persecución de las reformas que lo permiten. Moscovici estimó que se han hecho concesiones y que esas reformas deben proseguir para que la situación mejore, pero consideró que si gana el "no" el impacto económico sería muy limitado en la zona euro, porque esta tiene "todos los medios para tratar todas las situaciones".

MERKEL ADVIERTE DE QUE EUROPA NO PUEDE ABANDONAR SUS "PRINCIPIOS" ANTE GRECIA

La canciller alemana, Angela Merkel, recordó los principios básicos en los que se basa la Unión Europea -"solidaridad a cambio de responsabilidad"- y rechazó la posibilidad de abandonarlos a corto plazo, porque Europa saldría perjudicada.

"Hay que luchar por esos principios; podríamos tal vez abandonarlos a corto plazo, decir sencillamente 'cedamos', pero a medio y largo plazo nos perjudicaríamos" al perder relevancia en el mundo, subrayó Merkel en un discurso durante la celebración del 70 aniversario de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU).

"Fracasa el euro, fracasa Europa", recalcó tras agradecer a su ministro de Finanzas, Wolgang Schäuble, los días y las noches que ha trabajado para buscar un compromiso con Grecia.

OBAMA Y HOLLANDE ABOGAN POR SACAR ADELANTE LAS REFORMAS

Por su parte, los presidentes de Estados Unidos y Francia, Barack Obama y François Hollande, respectivamente, han hablado por teléfono este lunes y han coincidido en la necesidad de sacar adelante las reformas propuestas por la antigua troika para devolver a Grecia a un desarrollo sostenible.

"Conseguir este objetivo interesa a todas las partes sentadas a la mesa de negociaciones", ha dicho el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Es en el interés de todos que se alcance una solución que permita a Grecia volver al crecimiento y la sostenibilidad de la deuda dentro de la eurozona", agregó Earnest, tras la ruptura de las negociaciones el fin de semana pasado entre los acreedores y Grecia, y la convocatoria de un referendo por parte de Atenas para el próximo domingo.

El pasado fin de semana, el Gobierno estadounidense se dirigió a las partes implicadas y Obama conversó ayer con la canciller alemana, Angela Merkel, mientras que el secretario del Tesoro, Jack Lew, habló con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

Earnest insistió que Washington desea que Grecia se mantenga en el seno del euro.