Juncker pide que los candidatos a sustituirle se postulen antes de final de año

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en el debate del estado de la Unión en Eurocámara
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en el debate del estado de la Unión en Eurocámara |Telemadrid

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidió hoy que los candidatos a sustituirle en la próxima legislatura se postulen antes de final de año para que la ciudadanía tenga tiempo de conocer sus propuestas.

Juncker insistió en que en las elecciones de mayo de 2019 se utilice la fórmula del "candidato principal", por el que las familias políticas europeas deben decir de antemano quién será su candidato a presidente de la Comisión Europea, de forma que los ciudadanos eligen indirectamente al jefe del Ejecutivo comunitario.

"Yo no fui postulado como 'candidato principal' en 2014 hasta dos meses antes de los comicios, y ni siquiera pude ir a todos los países", señaló Juncker, que fue el cabeza de lista del Partido Popular Europeo (PPE) en los últimos comicios comunitarios.

La fórmula del "candidato principal", originalmente "Spitzenkandidaten" en alemán, es aplaudida por la mayoría de grupos políticos de la Eurocámara, pero ha recibido críticas del presidente francés, Emmanuel Macron.

En una rueda de prensa para presentar sus propuestas de futuro para que la UE funcione de forma más transparente y democrática, Juncker reiteró asimismo su idea ya esbozada en septiembre de que la misma persona ocupe la presidencia de la Comisión y el Consejo Europeo. "Creo que sería útil. Mi predecesor, José Manuel Durao Barroso, pensaba igual", dijo Juncker, quien señaló al mismo tiempo que aunque esa posibilidad está prevista en los tratados "no parece que hubiera tiempo de implementarse antes de las elecciones de 2019".

Por otro lado, recordó que en 2014 los Veintiocho hablaron de reabrir el próximo año el debate sobre si no debería reducirse el número de comisarios europeos (en la actualidad existen veintiocho, uno por cada Estado miembro).