José Graziano da Silva se impuso a Moratinos como nuevo secretario general de la FAO

José Graziano da Silva se impuso a Moratinos como nuevo secretario general de la FAO

El brasileño José Graziano Da Silva ha sido nombrado este domingo nuevo secretario general de Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) para el periodo de 2012 a 2015, durante la 37 Conferencia bienal de la Organización celebrada este domingo en Roma. Da Silva ha vencido así al candidato español, Miguel Angel Moratinos, que se ha quedado con 88 votos, para convertirse en el octavo secretario General en los 66 años de historia de la organización. Graziano Da Silva tomará posesión el próximo 1 de enero de 2012, cuando el actual secretario general, Jacques Didouf abandone el puesto.

Los otros candidatos eran el austriaco Franz Fischler, el indonesio Indroyono Soesilo, el iraní Mohamad Said Noori Naeini y el iraquí Abdul Latif Rashid, que se retiraron en la primera votación. Tras la primera ronda, la candidatura de Brasil ha pedido una recesión de media hora a la Presidencia de la Mesa para reunirse con los 77 países no alineados, lo que provocó un manifiesto malestar entre las filas de la candidatura española. Brasil persudió a última hora a los no alineados y Barroso dividió el voto europeo al apoyar al austriaco.

CAMPAÑA DE PROMOCIÓN

En plena crisis, Zapatero no escatimó recursos económicos y humanos para el despliegue promocional de su ex-ministro de Asuntos Exteriores. Moratinos viajó a 90 países en una gira mundial y asistió a Cumbres para recabar apoyos.

Contó con la red de embajadas, un minigabinete de seis expertos y todo el aparato de Exteriores y Medio Ambiente.

Incluso utilizó un avión Falcón para desplazarse por zonas de difícil movilidad. Todo para derrotar a Graziano, el protegido de Lula Da Silva, cuyo prestigio internacional fue decisivo frente a un Zapatero en declive.

Dos reveses que se suman a los errores de la política exterior de Zapatero: su inicial distanciamiento de Washington, el desinterés por Latinoamérica y su falta de iniciativas económicas a nivel europeo.

El primer intento por "blindar" a uno de sus ex-colaboradores antes de dejar la Moncloa fracasó. No así el de Aído que logra un puesto en ONU Mujeres, mientras Bernardino León aspira a ser el hombre de Bruselas en la primavera árabe. Otros altos cargos, como Ocaña o Caamaño, dejaron el barco ante el posible cambio de ciclo político.

ERRADICAR EL HAMBRE

El elegido, Graziano Da Silva, fue subdirector General de la FAO y Representante Regional para América Latina y el Caribe y cuenta con el apoyo principal del ex presidente de Brasil, Lula Da Silva, quien le nombró ministro Extraordinario de Seguridad Alimentaria y Combate al Hambre.

El nuevo secretario general es licenciado en Agronomía y Master en Economía y Sociología Rural por la Universidad San Pablo y Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Estatal de Campinas. Además, Da Silva ha realizado dos post doctorados sobre Estudios Latinoamericanos y otro en Estudios Ambientales en la Universidad de California.

Da Silva ha centrado su programa en cinco pilares que son "erradicar el hambre" y avanzar "en la meta de desarrollo del Milenio de reducirla a la mitad para el 2015", elevar la producción de alimentos e implementar algunas medidas que permitan el equilibrio "nuevo y sostenible" entre la producción y el consumo de alimentos, concluir el proceso de Reforma de la FAO y ampliar la cooperación entre los diferentes organismos de la organización.