El Estado Islámico asume la autoría del asesinato de dos personas en Marsella

Un hombre mata con un cuchillo a 2 personas en Marsella antes de ser abatido
Ataque en Marsella |Telemadrid

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría del asesinado de dos mujeres con un cuchillo en la estación de Sait-Charles de Marsella, en el sureste de Francia, en un comunicado difundido por la agencia Amaq, portavoz de EI.

La agencia, que cita a una "fuente de seguridad", se limita a asegurar que "el ejecutor del apuñalamiento en la ciudad francesa de Marsella es un soldado del Estado Islámico".

Amaq agrega que el ataque se llevó a cabo en respuesta a las llamadas realizadas por los yihadistas para lanzar ataques contra los países de la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, que combaten al grupo terrorista en Siria e Irak.

El grupo suele emplear esta fórmula de reivindicación cuando el ataque es llevado a cabo por personas que no están vinculadas directamente con la organización yihadista, pero que si han mantenido contacto a través de internet o que de alguna manera han mostrado simpatía o se han declarado seguidores de su líder, Abu Bakr al Bagdadi.

Hoy, un hombre mató hoy con un cuchillo a dos mujeres en la estación de Saint-Charles, la principal de Marsella, antes de ser abatido por militares del dispositivo antiterrorista Sentinelle, informó la Prefectura de Policía gala.

La Policía Nacional explicó, también a través de Twitter, que la situación es "estable", tras haber "neutralizado" al autor del ataque, y agregó que el tráfico ferroviario ha sido interrumpido.

Según testimonios difundidos por la emisora pública France Bleu Provence, el agresor habría gritado "Allahu akbar" ("Alá es el más grande") al perpetrar el ataque.

Las autoridades investigan como un posible atentado terrorista el asesinato de dos mujeres por un hombre armado con un cuchillo en la principal estación de trenes de Marsella (sureste de Francia), que ha puesto de nuevo al país en alerta.

La Fiscalía antiterrorista francesa se ha hecho cargo de la investigación de los hechos, ocurridos en la estación de Saint-Charles y en los que el atacante fue abatido por militares del dispositivo antiterrorista Sentinelle.

En un mensaje en la red social Twitter, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se mostró "profundamente indignado por este acto bárbaro" y mandó un mensaje de apoyo tanto a las familias de las víctimas como a los militares de Sentinelle y a la policía.

FRANCIA, EN ESTADO DE EMERGENCIA DESDE 2015

El pasado 20 de abril, un hombre armado con un kalashnikov asesinó en plenos Campos Elíseos de París al policía Xavier Jugelé, tras lo cual fue abatido, en una acción reivindicada por el yihadista Estado Islámico (EI).

Francia está en estado de emergencia desde 2015, año en que el 13 de noviembre París y Saint-Denis fueron blanco de unos atentados en los que murieron 130 personas.

En 2016 el país también fue objeto de virulentos ataques, como el de Niza, el 14 de julio, que se saldó con 86 fallecidos.

Desde la oposición, la líder del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, criticó "la impotencia política" del Gobierno de Macron contra el terrorismo y pidió que ataques como los yihadistas se traten "como un acto de guerra" y no como un "acto de delincuencia".

El jefe de filas de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, se mostró apenado por "las indefensas víctimas" de esta acción y reprobó los "motivos repugnantes" del "asesino".

El ataque de hoy se produce cuando el Parlamento francés debate incorporar en la legislación ordinaria varias medidas excepcionales que ahora están contempladas en el estado de emergencia, como el cierre de los centros religiosos en los que se profieran discursos que hagan apología de la violencia y la facilitación de registros administrativos a sospechosos de terrorismo.