El ataque de Irán a bases de EEUU en Irak no causa víctimas y Trump dice que "todo está bien"

El ataque de Irán a bases de EEUU en Irak no causa víctimas y Trump dice que "todo está bien"
El ataque de Irán a bases de EEUU en Irak no causa víctimas y Trump dice que "todo está bien"

Irán ha cumplido sus amenazas y ha lanzado un ataque contra bases de Estados Unidos en Irak. Una decena de cohetes impactaron en las últimas horas en la base aérea de Al Asad en Irak, que alberga a tropas estadounidenses, en una posible represalia de Irán por el asesinato del general Qasem Soleimaní.

No obstante, el ataque no ha provocado víctimas ni entre las tropas estadounidenses ni entre las fuerzas iraquíes. La Célula de Información de Irak aseguró este miércoles en un comunicado que, hasta el momento, no se han registrado víctimas mortales entre las filas de las fuerzas iraquíes.

El presidente estadounidense, Donald Trump, fue informado del ataque y se mantiene en contacto con su equipo de seguridad nacional, de acuerdo con la Casa Blanca, mientras que medios estatales iraníes atribuyeron la agresión a los Guardianes de la Revolución de Irán.

Trump dice que "todo está bien"

Trump aseguró que "todo está bien" después de los ataques con misiles balísticos. "Tenemos el Ejército más poderoso y bien equipado en cualquier parte del mundo, con diferencia", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Al menos 13 misiles impactaron esta madrugada en la base militar de Ain al Asad, en lo que los Guardianes de la Revolución iraní han calificado como un primer paso de la "dura venganza" por el asesinato de su comandante, Qasem Soleimaní.

Expulsar a EEUU

"Al Gran Satán, el régimen cruel y arrogante de EEUU, advertimos de que cualquier otra maldad o violación u otras medidas se enfrentará a una respuesta más dolorosa y aplastante", aseguró el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución en un comunicado colgado en su pagina web. Mientras, Trump, se reunía con los secretarios de Estado, Mike Pompeo, y de Defensa, Mark Esper,

El líder supremo de Irán, Alí Jameneí, aseguró este miércoles que el ataque contra dos bases con presencia estadounidense en Irak "no es suficiente" venganza y que es necesario expulsar a las tropas de ese país de la región de Oriente Medio.

Esta madrugada, el Pentágono confirmó que el ataque, una posible represalia de Irán por el asesinato por parte de EE.UU. del general Qasem Soleimaní, se produjo contra las bases de Al Asad y Erbil.

Consecuencias del ataque

El petróleo Brent modera esta mañana su ascenso en el mercado de futuros de Londres tras dispararse más de un 4 % esta madrugada, después del ataque de Irán a bases militares en Irak que albergan tropas estadounidenses.

El precio del barril de Brent para entrega en marzo cotizaba a 69 dólares a las 8.19 GMT, un 1,06 % más que al cierre del martes, si bien a la 1 GMT había llegado a 71,13 dólares, un 4,19 % más.

Los inversores siguen pendientes de la evolución de la confrontación entre Irán y Estados Unidos, que puede afectar al suministro de crudo desde Oriente Medio.