Investigan una carta con una "sustancia sospechosa" dirigida a Obama

El FBI investiga una carta con una "sustancia sospechosa" enviada al presidente de EE.UU., Barack Obama, después de que el martes se detectara ricina en un sobre remitido al senador republicano Roger Wicker, informaron hoy varios medios estadounidenses.

La misiva impregnada de una "sustancia sospechosa" fue interceptada en una oficina de correos fuera de la Casa Blanca, según la cadena CNN. El FBI descarta que el sobre enviado a Obama tenga relación con los atentados de Boston.

Un boletín de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) obtenido por la cadena Fox News señala que las fuerzas de seguridad "están analizando" la misiva, que parece provenir de la misma fuente que la enviada el martes al senador.

AMBAS CARTAS, FIRMADAS

Ambas cartas contienen la frase: "Ver algo incorrecto y no difundirlo es convertirse en un aliado silencioso de su continuación", de acuerdo con el boletín.

Las dos tienen además la misma firma: "Soy KC y apruebo este mensaje".

Las autoridades aún no han identificado el tipo de sustancia impregnada en el sobre dirigido al presidente Obama, por lo que se desconoce si también se trata de ricina.

El dirigido a Wicker dio positivo en los controles de seguridad del Congreso de EE.UU. por contener ricina, una toxina cuyo polvo blanquecino es mortal sólo con inhalarlo si llega a la sangre, según una fuente del Congreso.

El jefe de los agentes de seguridad del Senado, Terrance Gainer, dijo en un correo electrónico enviado a las oficinas del Senado que el sobre tenía un matasellos de Memphis (Tennessee), pero no contenía información sobre el remitente.

Tras recibir información de las autoridades policiales, la senadora demócrata Claire McCaskill dijo a los periodistas que las autoridades han identificado a un sospechoso, pero no precisó si éste fue arrestado.

La policía del Capitolio de Estados Unidos levantó hoy la orden de confinamiento en parte de dos edificios de oficinas del Senado, que permanecieron varios minutos cerrados tras recibir informes sobre dos paquetes sospechosos.

EL FBI DESCARTA QUE EL SOBRE TENGA RELACION CON LOS ATENTADOS DE BOSTON

Los agentes reabrieron los edificios Rusell y Hart -ambos pertenecientes al Senado- y permitieron que el personal allí confinado los abandonase, tras garantizar que la situación estaba "totalmente despejada", según informó la cadena CNN.

El FBI descartó que el sobre dirigido al presidente de EE.UU., Barack Obama, con una "sustancia granulada" que dio positivo como ricina en una prueba preliminar tenga relación con los atentados cometido el lunes en Boston.

"No hay indicaciones de que haya una conexión con el ataque en Boston", indicó el FBI en un comunicado, en el que anticipó que aún "se pueden recibir más cartas" sospechosas como la dirigida a Obama y las tres enviadas al Senado.

"El sobre, dirigido al presidente Obama, fue inmediatamente puesto en cuarentena por el personal del Servicio Secreto, y se inició una investigación coordinada con el FBI", indicó la agencia.

Obama fue informado el martes y hoy sobre las cartas dirigidas tanto a él como al senador republicano Roger Wicker, declaró a los periodistas el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

"Esto no ha afectado de ninguna manera a las operaciones de la Casa Blanca ni ha llegado en absoluto cerca del presidente", dijo Carney.