Hamás niega que se sume al alto el fuego anunciado por la ANP

Hamás niega que se sume al alto el fuego anunciado por la ANP

El movimiento islamista Hamás ha negado que haya llegado a un acuerdo para que las milicias en Gaza se sumen a un alto el fuego de 24 horas prorrogable a 72, según el anuncio realizado poco antes en Ramala por el secretario general del Comité Ejecutivo de la OLP, Yaser Abed Rabo. "La declaración de Abed Rabo acerca de que Hamás ha aceptado un alto el fuego de 24 horas no es cierta, y no refleja la postura de la resistencia", dijo Abu Zuhri en un mensaje enviado a los medios.

"Consideraremos un alto el fuego cuando Israel se comprometa también y tengamos garantías internacionales", agregó.

El portavoz islamista se refería al anuncio que hizo hoy en Ramala el secretario del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) de que las facciones palestinas habían aceptado la propuesta de cesar las hostilidades durante 24 horas, que se podrían prorrogar en otras 48, según una petición de la ONU.

Según Abed Rabo, la propuesta fue presentada "tras establecer contactos y consultas con los hermanos de Hamás y la Yihad Islámica", los dos grupos armados más significativos en la franja de Gaza.

"Todas las facciones nos preparamos para un alto el fuego inmediato y una tregua humanitaria de 24 horas (...) También hay una propuesta de la ONU para extender esta tregua 24 horas", explicó Abed Rabo, según una información difundida a través de la agencia oficial palestina Wafa.

De acuerdo a las mismas fuentes, varios representantes del espectro político palestino habrían decidido retornar a El Cairo para negociar las condiciones de un alto el fuego.

Un portavoz de la OLP insistió asimismo en que "todas las facciones palestinas aceptan un alto al fuego pero Israel no lo acepta".

Al desmentido de Abu Zuhri desde Gaza, se sumó también en un mensaje en twitter el alto miembro del buró político de Hamás Izzat Rishek. Rishek indicó que "no hay ningún acuerdo Palestina-Palestina sobre un alto el fuego de 72 horas".

AL MENOS 100 MUERTOS EN LA JORNADA MÁS SANGRIENTA EN GAZA

Al menos 100 palestinos han muerto desde la pasada medianoche en el día más sangriento de la actual ofensiva contra Gaza, después de que Israel intensificara sus ataques aéreos y terrestres sobre la franja.

El portavoz del Ministerio de Sanidad, Ashraf Al Qedra, explicó en un comunicado que los ataques por tierra, mar y aire se han recrudecido durante la jornada, y han causado la muerte de 100 personas y herido al menos a otras 500.

"Desde el inicio de la operación israelí sobre Gaza, al menos 1.230 palestinos han muerto y 6.700 han resultado heridos, dos terceras partes de ellos civiles, incluidos mujeres y niños", afirmó el portavoz palestino.

Según la fuente, las fuerzas armadas israelíes "atacaron casas, edificios, centros de prensa, descampados, mezquitas y granjas".

Testigos y fuerzas de seguridad palestinas notificaron que los peores bombardeos fueron contra varias viviendas del campo de refugiados de Al Bureij, en la región central de Gaza, donde perecieron 17 personas.

Entre ellos, murieron el alcalde del vecindario, Anis Abu Shamalah, y varios menores y mujeres.

La Policía palestina dijo que la casa de Ismail Haniye, el antiguo primer ministro de Hamás y vicepresidente del movimiento islámico, fue completamente destruida durante un bombardeo sobre un campo de refugiados al oeste de la ciudad de Gaza.

Sedes de medios relacionados con Hamás, como la televisión de Al Aqsa o las oficinas de sus agencias de noticias, fueron también derribadas, así como varias mezquitas.

Al mismo tiempo, la corporación eléctrica informó de que alrededor del 90 por ciento de la población, unos 1.8 millones de personas que viven en la franja, permanecen sin electricidad desde medianoche, después de que los aviones de guerra israelíes alcanzaran los tanques de combustible de la única planta del enclave.

ISRAEL DICE QUE ATACÓ 70 "LUGARES TERRORISTAS"

El Ejército israelí informó en un comunicado de que durante las últimas operaciones nocturnas en Gaza atacó 70 "lugares terroristas", que incluyeron dos centros empleados para el comando y control de actividades pertenecientes a Hamás, cuatro almacenes de armas escondidos en mezquitas, lanzaderas de cohetes ocultas cerca de una mezquita y un túnel para uso ofensivo.

A primera hora del día Israel atacó infraestructuras de la tesorería de Hamás, "empleada para la financiación y administración de actividades terroristas en la ciudad de Gaza", reza el parte militar que notificó haber alcanzado la televisión al Aksa, a la que acusó de instigar a la población palestina contra Israel, así como a una decena de "destacados operativos" en el centro de la Franja.

Israel anunció hoy la muerte de una decena de soldados en la víspera, lo que supone una de las jornadas más duras en cuanto a bajas, y elevó la cifra de uniformados caídos hasta ahora a 53. Además, tres civiles, dos de ellos israelíes han muerto por el impacto de proyectiles disparados desde Gaza en el transcurso de la ofensiva militar.

Cinco de los soldados murieron en un ataque de un comando palestino que intentaba atacar una comunidad israelí aledaña a Gaza a través de un túnel, y la otra media decena por el fuego de mortero ayer contra un punto fronterizo.

KERRY DICE NO ESTAR PREOCUPADO POR LA AVALANCHA DE CRITICAS CONTRA ÉL DESDE ISRAEL

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo hoy no estar preocupado por la avalancha de críticas contra él en Israel, donde se le acusa de favorecer a Hamás, e insistió en que su historial proisraelí está fuera de toda duda.

"Ya me han vapuleado antes en la política. No estoy preocupado por mí", afirmó el jefe de la diplomacia estadounidense, quien ha tratado de mediar en el conflicto entre israelíes y palestinos y defiende un alto el fuego inmediato que permita resolver los problemas de fondo.

Kerry ha sido objeto de críticas constantes en la prensa israelí en los últimos días por su insistencia en que se alcance un alto el fuego y por intentar involucrar en las negociaciones a Catar y Turquía, países a los que Israel ve como sólidos partidarios de Hamás.