Gran seguimiento en la huelga general en Grecia contra el pacto con la troika

Grecia se paraliza hoy por una huelga general contra el acuerdo con la troika
Grecia se paraliza hoy por una huelga general contra el acuerdo con la troika |Telemadrid

Al menos una persona resultó herida hoy tras los disturbios que se produjeron al término de la manifestación contra las medidas de austeridad impuestas por la troika a cambio de un nuevo préstamo al Gobierno griego, informaron los medios griegos. La manifestación, parte de la huelga de 48 horas convocada por los sindicatos para hoy y mañana, concentró a unas 20.000 personas en varios puntos del centro de Atenas.

La marcha de protesta transcurrió en calma en la mayor parte del trayecto, pero al final alrededor de un centenar de jóvenes enmascarados comenzó a lanzar cócteles molotov y piedras a los agentes de policía estacionados frente al parlamento griego, en la plaza Syntagma. Éstos respondieron con gases lacrimógenos, tratando de dispersar la protesta y ahuyentando a los manifestantes pacíficos. Otros dos centenares de jóvenes se unieron luego a los más violentos, y los enfrentamientos se extendieron a las calles adyacentes.

También se produjeron enfrentamientos en el barrio de Exarjía, de gran tradición anarquista. Una persona resultó herida en los disturbios, aunque se desconoce su estado ya que algunos medios aseguran que fue llevada inconsciente al hospital y otros que las heridas sufridas no fueron graves. De acuerdo a los medios online griegos, al menos 10 personas han sido arrestadas. "Estamos tratando de calmar la situación", explicó una fuente de la policía a Efe, aunque aseguró que aún no disponen de cifras de heridos o arrestos.

AMPLIO SEGUIMIENTO DE LA HUELGA

La participación en la huelga general de 48 horas está siendo muy amplia, según los sindicatos mayoritarios. Según los datos ofrecidos por el principal sindicato griego, el GSEE, no acudieron a sus puestos el 100 % de los estibadores, los trabajadores de los barcos de transporte y los obreros de las refinerías. En el personal de puertos y en la construcción, el seguimiento de la huelga fue del 70 %, mientras que en la siderurgia y el comercio fue del 60 %.

El 80 % de los trabajadores de bancos, Correos y organismos públicos se ausentó de sus trabajos. Especialmente severa es la huelga en el transporte urbano de Atenas pues, durante dos días, no funcionarán trenes, tranvías, autobuses, trolebuses ni metro (a excepción de la línea 1 que lo hará entre 10.00 y 17.00 horas). Según un comunicado de GSEE, las medidas impuestas por la troika a Grecia a cambio de un préstamo de 130.000 millones de euros llevarán al país "a la ruina" pues se trata del "ataque más violento al sistema redistributivo de la riqueza".

Especialmente polémica es la reducción de entre un 22 % y un 32 % del salario mínimo y la tercera reducción de las pensiones en dos años (esta vez de un 15 %).También fue grande la participación en la manifestación principal en Atenas, mayor que la registrada el pasado martes en la anterior huelga general, según pudo comprobar Efe.

Fuentes policiales dijeron que el número de participantes rondó los del martes, unos 20.000, de los cuales la mitad se concentraron en la plaza Omonia bajo la bandera del Partido Comunista. "Lo que nos están haciendo responde a un plan de intereses nacionales y extranjeros y sólo podemos responder con la movilización", afirmó a Efe Nikos Vassialiadis, sindicalista en la empresa de aguas públicas EIDAP, que será privatizada en el marco del acuerdo con la troika. "Cada vez más gente se suma a las protestas", se felicitó Stavros Petrakis, secretario general de la Federación de Maestros de Escuelas Primarias.

Este maestro se quejó de que los salarios en la enseñanza son muy bajos puesto que un maestro empieza su vida profesional cobrando 670 euros netos al mes y él, con 25 años de servicio a la espalda, sólo cobra 1.400 euros, lo que dificulta que se mantengan él, su mujer y sus dos hijos. Al final de la manifestación, se produjeron algunos disturbios aislados cuando un grupo de dos centenares de jóvenes encapuchados lanzaron piedras y cócteles molotov a la policía, que respondió con gases lacrimógenos

15.000 PUESTOS DE FUNCIONARIOS MENOS

Según el acuerdo con la troika, en el sector público se reducirán 15.000 puestos de funcionarios este año, dentro de un plan para eliminar 150.000 empleos públicos hasta 2015. El salario mínimo será reducido un 22 %, hasta los 585 euros mensuales brutos, y para los jóvenes de menos de 25 años, en un 32 %, hasta 527 euros mensuales.

De este modo, el sueldo mensual neto de un joven quedará en torno a los 400 euros, teniendo en cuenta los elevados y poco progresivos impuestos que se han aprobado en los últimos años por el Gobierno, que busca fondos en todos lados para pagar la abultada deuda (160 % del PIB). Tanto los sindicatos como la patronal se oponen a los recortes salariales que han provocado un aumento sin precedentes del paro y la pobreza, así como una fuerte caída del consumo, lo que a su vez ha llevado al cierre de más de 60.000 negocios. "Este Gobierno no tiene la legitimidad para tomar tales medidas. Exigimos un cambio de política y del Gobierno de coalición que la impone. Es la hora del pueblo", afirmaron los dos sindicatos mayoritarios griegos, GSEE y ADEDY, en su convocatoria oficial a la huelga de hoy y mañana.

Los sindicatos aludieron así al hecho de que el Ejecutivo actual no ha sido elegido en las urnas. El Instituto de Estadística Griego (ELSTAT) informó hoy de que el pasado noviembre el número de parados superó por primera vez el millón de personas (20,9 %).

Especialmente grave es la situación entre los jóvenes, donde casi la mitad de las personas de entre 15 y 24 años no tienen empleo, más del doble que hace cuatro años. Una de las medidas pactadas con la troika es que no habrá aumentos de salarios hasta que el paro descienda por debajo del 10 %.

EL PARTIDO ULTRADERECHISTA NO VOTARÁ EL DOMINGO A FAVOR DEL ACUERDO

El partido ultraderechista Alerta Popular Ortodoxa (LAOS), tercer socio del gobierno de Lukás Papadimos, anunció hoy que no votará el domingo en el parlamento a favor del acuerdo alcanzado con la troika. "No votaremos un plan de austeridad que humilla al país", afirmó el líder de LAOS, Yorgos Karatzaferis, en referencia a los ajustes que condicionan que Atenas reciba un préstamo de 130.000 millones de euros que libre a Grecia de la quiebra.