Gobernantes militares de Egipto disuelven el Parlamento

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto anunció este domingo la disolución del Parlamento y determinó que el período de transición hacia un poder civil se prolongará por seis meses.

En un mensaje difundido por la televisión pública, el consejo también anunció que queda suspendida la aplicación de la Constitución y confirmó que sigue vigente el Gobierno de Ahmed Shafiz hasta que se nombre un nuevo gabinete.

El comunicado está firmado por el jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y ministro de Defensa, general Husein Tantaui.

El período de transición hasta un poder civil, según el texto, se extenderá por seis meses "o cuando se completen las elecciones parlamentarias y presidenciales".

La nota, sin embargo, no establece cuándo se llevará a cabo esa votación.

Las últimas elecciones parlamentarias, manchadas con múltiples denuncias de fraude, se celebraron en noviembre y diciembre pasados, y las presidenciales estaban convocadas para septiembre próximo.

En su comunicado, el quinto que se hace público desde el pasado jueves y el tercero desde que renunció el presidente Hosni Mubarak, el consejo militar también dice que las Fuerzas Armadas "asumen la representación de Egipto en el interior y en el exterior".

Como las dos cámaras del Parlamento han quedado disueltas, "el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas emitirá leyes durante el período de transición", dice también el comunicado.

Los gobernantes militares también anuncian la formación de un comité para reformar algunos artículos de la Constitución, que no detalla, y fijará las normas para someter esas enmiendas a un referéndum popular.

Al igual que en el anterior comunicado, el nuevo mensaje de los militares insiste en que Egipto se compromete a llevar a cabo tratados y acuerdos internacionales y respetar los vigentes.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas explicó que ha tomado estas decisiones de acuerdo con su "responsabilidad histórica y constitucional para proteger el país y su seguridad".

Según el comunicado, "el Consejo se da cuenta de que el desafío verdadero que afronta Egipto es conseguir el desarrollo a través de un ambiente de libertad y de reformas constitucionales para cumplir con las peticiones legitimas" surgidas en la última revolución.

También dijo que confía en que "la libertad del ser humano, la aplicación de la ley, la justicia y la democracia, la lucha contra la corrupción son los orígenes de cualquier futura ley".

El comunicado se dio a conocer mientras ofrecía una rueda de prensa el primer ministro, Shafiq, al final de la primera reunión del Gobierno desde la caída de Mubarak.

Shafiq dijo que la "mayor preocupación" que tiene el Gobierno provisional es restaurar la seguridad, y agregó que, además de eso, su prioridad principal es "volver a la normalidad".

El primer ministro estaba siendo informado de las nuevas medidas de los gobernantes militares por medio de pequeños papeles que recibía de sus asistentes según ofrecía la rueda de prensa, y el jefe de Gobierno, a su vez, las repetía ante los periodistas.

El nuevo Egipto sin Mubarak continuará con las movilizaciones

Las organizaciones convocantes de las protestas antigubernamentales en Egipto han anunciado que proseguirán con las movilizaciones en la plaza Tahrir de El Cairo mientras el Consejo Supremo del Ejército, que se ha hecho con el poder en sustitución de Hosni Mubarak, no satisfagan sus demandas, entre ellas el levantamiento del estado de emergencia y la liberación de todos los presos políticos.

Concretamente, los organizadores han reclamado el levantamiento del estado de emergencia --que durante 30 años ha concedido amplios poderes a las fuerzas de seguridad para reprimir a la disidencia--, la liberación de todos los presos políticos, el desmantelamiento de los tribunales militares y la participación de los civiles en el proceso de transición.

Las imágenes de Al Yazira muestran que, aunque la revolución ha empezado a decaer, la gente ha seguido acudiendo multitudinariamente a la plaza Tahrir a lo largo del sábado y los egipcios siguen celebrando en diversos puntos del país la caída de Mubarak.

Los manifestantes y los comités nacionales organizadores de las movilizaciones populares contra el ex presidente Hosni Mubarak han empezado a limpiar la plaza Tahrir , epicentro de las protestas, a fin de que todo vuelva a la normalidad, según informó este sábado un reportero de Al Arabiya. Las autoridades han asegurado que las operaciones en el canal de Suez están funcionando con normalidad, añadió la cadena de televisión.

Entretanto, según la cadena Al Arabiya, las autoridades han advertido de que los dirigentes egipcios, antiguos y actuales, no podrán viajar al extranjero sin un permiso.

Por otro lado, las autoridades egipcias han decidido reducir el número de horas del toque de queda, que de ahora en adelante comenzará a medianoche y durará hasta las seis de la mañana locales, según informó la televisión estatal.

El anterior toque de queda, que había sido sistemáticamente ignorado, comenzaba a las ocho de la tarde y concluía a las seis de la mañana.

Este sábado quedará constituido el nuevo gobierno egipcio, que estará formado fundamentalmente por tecnócratas y militares y no contará con ningún representante de partidos políticos, según ha podido conocer la agencia nacional de noticias de Qatar (QNA).

El nuevo gabinete será anunciado por el Consejo Supremo militar, el organismo que se ha hecho con el poder tras la dimisión del ex presidente Hosni Mubarak.

Las principales funciones del nuevo gobierno serán la preparación de elecciones parlamentarias y presidenciales y la redacción de una nueva Constitución. El consejo constitucional se reunirá este sábado de emergencia para analizar las posibles enmiendas en la Carta Magna, según informó el corresponsal de la cadena de televisión Al Yazira.

Aparte, se va a constituir un consejo presidencial a cuyo frente figurará el ministro de Defensa y presidente del Consejo Supremo del Ejército, el mariscal Mohamed Hussein Tantawi. Este organismo contará con la presencia de jefes militares y dirigentes civiles, entre ellos el presidente del Tribunal Constitucional, según QNA.

Los manifestantes limpian la plaza Tahrir para volver a la normalidad

Los manifestantes y los comités nacionales organizadores de las movilizaciones populares contra el ex presidente Hosni Mubarak han empezado a limpiar la plaza Tahrir de El Cairo, epicentro de las protestas, a fin de que todo vuelva a la normalidad, según informó este sábado un reportero de Al Arabiya.

Asimismo, las autoridades han asegurado que las operaciones en el canal de Suez están funcionando con normalidad, añadió la cadena de televisión, un día después de la dimisión de Hosni Mubarak, propósito fundamental de las movilizaciones de las últimas dos semanas y media

La fiscalía prohíbe salir de Egipto a ex primer ministro y titular Información

El fiscal general de Egipto, Abdelmeguid Mahmud, decidió hoy prohibir al ex primer ministro Ahmed Nazif y al actual titular de Información, Anás al Fiqi, abandonar el país, a la luz de "las denuncias presentadas contra ellos y contra algunos responsables actuales y antiguos".

Según informó la agencia oficial Mena, la prohibición de salir del país se extiende también al ex ministro del Interior Habib el Adli, sobre quien ya había recaído una orden similar la semana pasada.

Por su parte, una fuente judicial, citada por la agencia, indicó que Mahmud también ordenó la congelación de los fondos de El Adli y su familia por supuestas denuncias que indican que habría malversado más de cuatro millones de libras egipcias (medio millón de euros) de una constructora a su cuenta personal.

En ese sentido, la fuente reveló que se está fijando la fecha para celebrar una sesión en el Tribunal Penal de El Cairo para confirmar esa decisión.

También indicó que el fiscal general ha invocado el Tratado de la ONU de lucha contra el blanqueo de dinero, que estipula el derecho de pedir ayuda jurídica a los países firmantes de ese acuerdo para asumir medidas y recuperar los bienes y fondos obtenidos por delitos de corrupción.

Los manifestantes egipcios anuncian un Consejo de Supervisión

Los manifestantes prodemocráticos han anunciado la formación de un Consejo de Supervisión para defender la revolución y negociar con el nuevo gobierno militar que ha asumido el poder tras la caída del presidente Hosni Mubarak.

"El objetivo de este Consejo de Supervisión es mantener un diálogo con el Alto Consejo Militar y avanzar en la revolución a través de su fase de transición", ha explicado el profesor universitario Jaled Abdel Qader Ouda en declaraciones a los medios de comunicación desde la plaza Tahrir (Liberación), epicentro de las protestas contra Mubarak.

"El consejo tendrá autoridad para convocar protestas o desconvocarlas dependiendo de la evolución de la situación", ha afirmado Ouda.

Mientras, dos grupos organizados a partir de las protestas han insistido en las demandas de la destitución del gobierno nombrado por Mubarak el 29 de enero y en la disolución del Parlamento surgido de las polémicas elecciones de noviembre.