Gaza empieza a calibrar los daños y los costes de la reconstrucción

Celebración en Gaza
Celebración en Gaza |Telemadrid

Los gazatíes amanecieron hoy con una mezcla de alivio, incredulidad y cierto miedo tras 50 días de continuos bombardeos, acallados desde que anoche entrara en vigor el alto el fuego permanente acordado por Israel y las milicias palestinas. Muchos de ellos tomaron este miércoles y cualquier medio de locomoción posible para acercarse a las zonas más castigadas y tratar de conocer la situación en la que se encontraban sus barrios y casas tras casi dos meses de ataques.

Con más de 7.000 edificios y viviendas completamente destruidos, y miles más con daños estructurales que las hacen inhabitables, la reconstrucción de la Franja es ahora el trabajo más urgente, tal y como subrayó el martes el presidente palestino, Mahmud Abas. Abas calificó de "inimaginable" el grado de destrucción que ha sufrido la Franja en apenas 50 días, e instó a la ONU a priorizar el envío de ayuda humanitaria.

Musa Abu Marzuq, líder de la delegación del movimiento islamista Hamás que participó en las negociaciones en El Cairo, reveló anoche que la titánica tarea y su financiación será discutida el próximo mes en una conferencia en Egipto y quedará bajo responsabilidad directa del gobierno transitorio de reconciliación nacional. Cooperantes internacionales coincidieron hoy en apuntar que el trabajo será ímprobo, muy costoso y largo, ya que muchos de los más de 450.000 desplazados internos que han generado los combates no pueden volver a sus hogares porque están destruidos.

No hay cifras oficiales aún, pero las autoridades palestinas calculan las pérdidas en los cincuenta días de guerra en más de 5.000 millones de dólares, mientras que los cooperantes dicen que la factura de la reconstrucción será incluso mayor, ya que la Franja estaba muy depauperada antes del conflicto.

Según el acuerdo firmado el martes en la capital egipcia, ambas partes volverán a la mesa de negociación a finales de septiembre para consensuar otras medidas de alivio, como la construcción del puerto y el aeropuerto.

HIZBULÁ FELICITA A LOS PALESTINOS POR SU "VICTORIA" EN GAZA

El grupo chií Hizbulá felicitó este miércoles a los palestinos por la "victoria" obtenida en Gaza tras el anuncio en Egipto de un alto al fuego entre israelíes y palestinos después de 50 días de ofensiva sobre la Franja de Gaza. "Felicitamos al pueblo y facciones valientes palestinas, a las familias de los mártires y prisioneros por la victoria conseguida a través de un alto el fuego que obligó al enemigo a aceptar las demandas de la resistencia", afirmó el grupo en un comunicado.

Dijo que esa victoria es "el resultado de la constancia, perseverancia, paciencia y de los grandes sacrificios consentidos por las masas palestinas durante los días difíciles de la agresión sionista". "Sin la resistencia, esa victoria no se hubiera materializado", agregó, subrayando que es un "paso previo para lograr victorias más grandes e importantes".

Finalmente, elogió los esfuerzos realizados por países, organismos y diferentes partes para garantizar algunas reivindicaciones de esa victoria que "incluye la apertura de las fronteras, arteria vital para el sitiado pueblo palestino en Gaza y para que comience la reconstrucción".

ISRAEL INICIA EL REPLIEGUE DE TANQUES EN LA FRONTERA DE GAZA

El Ejército israelí ha comenzado hoy a replegar las tropas de infantería y caballería blindada que tenía desplegadas en la frontera con Gaza, apenas un día después de firmar el alto el fuego permanente con las milicias palestinas.

Según medios locales, unidades de logística han comenzado a trasladar a las bases en otras zonas del país los tanques y otros equipos de ingeniería bélica que habían sido desplegados para la operación terrestre.

Aún así, las divisiones de combate, en particular la de Gaza, aún no han descendido el nivel de alerta, que sigue alto, explicó por su parte la edición digital del diario "Yediot Aharonot", el de mayor tirada en el país.

ALTO EL FUEGO

Palestinos e israelíes acordaron en la tarde del martes un cese permanente de las hostilidades tras 50 días de conflicto que han causado la muerte a más de 2.100 palestinos, en su gran mayoría civiles y una cuarta parte de ellos niños, y dejado heridos a más de 10.600.

Además han muerto 64 soldados israelíes en combates con las milicias y cuatro civiles, entre ellos un niño, a causa del lanzamiento de proyectiles desde la Franja.

Asimismo, más de 450.000 palestinos se han visto obligados a abandonar sus hogares y a convertirse en desplazados internos, cifra que supone un cuarto de la población.

Por otra parte, dos israelíes han resultado hoy heridos leves en los altos sirios del Golan, ocupados por Israel desde 1967, a causa del impacto de proyectiles errantes lanzados desde la vecina Siria.

A uno de esos disparos Israel respondió con baterías de artillería.