Funeral por los muertos en el atentado a colegio en Siria, la mayoría niños

Los funerales por los muertos en el doble atentado cerca de un colegio de la ciudad siria de Homs (centro) se celebraron con una amplia participación popular y de representantes políticos, señalaron activistas y medios de comunicación oficiales.

El número de fallecidos es dispar, según la fuente consultada, ya que mientras el Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó hoy la cifra a 53 muertos -de ellos 46 menores de edad-; el régimen situó en 33 el número muertos y en 115 el de heridos.

El atentado se produjo justo a la hora en que los estudiantes salían de las escuelas, en las proximidades del colegio Akrima Majzumi, en el barrio de mayoría alauí de Akrima -secta a la que pertenece el presidente sirio, Bachar al Asad-.

La agencia de noticias estatal siria, Sana, apuntó que durante las exequias los familiares de los difuntos manifestaron su ira por este "crimen indescriptible contra niños inocentes" cometido por aquellos que "quieren disuadir a las generaciones futuras de completar su educación".

El Observatorio subrayó que durante los funerales hubo personas que pidieron la dimisión del gobernador de Homs, Talal al Barazi. La cifra de muertos documentados y verificados en el conflicto armado en Siria desde marzo de 2011 hasta abril de este año es de 191.369, casi 9.000 de ellos menores de edad, según la ONU.