Frenética pelea final por el voto entre Clinton y Trump

Último día de campaña electoral en Estados Unidos en el que ambos candidatos multiplican sus actos por todo el país, con hasta cinco programados en un solo día.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, cierra su campaña con mítines en cinco estados clave para las elecciones presidenciales del martes, en una frenética pelea final por el voto. Mientras que la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, participa en un mitin en Filadelfia, arropada por el presidente Barack Obama, la primera dama, Michelle, su marido, el expresidente Bill Clinton, y su hija Chelsea.

Es la recta final para las elecciones, en la que el FBI ha exculpado definitivamente a Hillary Clinton del caso de los correos. Algo que ha criticado duramente su rival. Donald Trump quien ha asegurado que Clinton "está protegida por un sistema corrupto".

CRUCIAL ENCUESTA EN FLORIDA

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, aventaja por un punto al republicano Donald Trump (46/45 %) en el crucial estado de Florida, según una encuesta que presagió este lunes un posible final para las elecciones de este 8 de noviembre al estilo del año 2000.

La encuesta de la Universidad de Quinnipiac revela una situación de empate entre la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton y su rival republicano, Donald Trump, en Florida y Carolina del Norte, "los dos estados que más importan" en esta elección.

Clinton aventaja a Trump por un punto en Florida (46/45 %) y en Carolina del Norte la diferencia es de dos puntos (47/45 %), en una encuesta que tiene un margen de error de +/- 3,3 puntos para ambos casos.

La encuesta fue hecha del 3 al 6 de noviembre a 884 posibles votantes en Florida y a 870 en Carolina del Norte mediante llamadas a teléfonos fijos y celulares. "Después de haber dedicado cientos de millones de dólares y horas de trabajo incontables en la campaña de ambos, sería normal que el país entero empezará a corear: 'esto empieza a parecerse al año 2000' en los dos estados que más importan: Florida y Carolina del Norte", dijo Peter A. Brown, director adjunto de la Quinnipiac University Poll, en un comunicado.

Según este especialista, no es realista pensar en un escenario en el que Trump pueda ganar la Casa Blanca sin haber triunfado en ninguno de estos dos estados, mientras que Clinton puede llegar incluso sin ellos, pero "no es un camino que quiera transitar".

Aunque no cree que se llegue a una situación en la que el resultado sea tan cerrado como los poco más de 548 votos que en el año 2000 decidieron en Florida que el republicano George W. Bush fuera presidente y no el demócrata Al Gore. "Ambos estados pueden mantener al país en vilo contando papeletas hasta bien entrada la mañana del miércoles o incluso más allá", señala la Universidad de Quinnipiac.

En Florida, casi la mitad de los votantes registrados para las elecciones presidenciales y legislativas de mañana han sufragado ya y, entre los adelantados, hay más demócratas que republicanos, según las últimas cifras oficiales.

La División de Elecciones del estado informó hoy de que unos 6,42 millones de personas, de los casi 12,9 millones habilitados para votar en Florida, ya han ejercido su derecho.

En Florida, además de por correo, se puede votar por adelantado. Para lo primero aun hay tiempo, pero para lo segundo el plazo terminó este fin de semana.

De los que ya votaron, 2,56 millones están registrados como demócratas y 2,47 millones como republicanos, y otros 1,23 millones de personas están inscritos como "independientes", es decir sin afiliación política.

En 2012, cuando fue reelegido presidente Barack Obama, en Florida votaron más de 8,5 millones de personas. En referencia a la votación por coreo y adelantada, la Universidad de Quinniapiac señala que el 47 % de los votos ya emitidos es para Clinton y el 43 % para Trump. Los llamados "independientes" se han inclinado en un 45 % por Clinton y en un 43 % por Trump.

VENTAJA DE CLINTON LA VÍSPERA ELECTORAL

Las últimas encuestas de intención de voto en todo Estados Unidos mantienen la ventaja de entre 3 y 4 puntos de la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, sobre su rival republicano, Donald Trump, que no consigue superar su techo de voto del 43 %.

La víspera de las elecciones generales, Clinton mantiene una ventaja de cuatro puntos sobre Trump a nivel nacional, según un último sondeo de la cadena CBS News realizado entre el 2 y 6 de noviembre.

Clinton cuenta con un 45 % de la intención de voto entre los estadounidenses que declaran su intención de acudir a las urnas, mientras que Trump obtiene un 41 %.

Un sondeo publicado también hoy por Bloomberg Politics, realizado entre el 4 y 5 de noviembre, muestra un intención de voto a favor de Clinton del 44 %, frente al 41 % de Trump, mientras que las opciones de los candidatos presidenciales Libertarios y Verdes no superan entre ambos el 6 %.

El último sondeo del diario The Washington Post amplia a 43 % la intención de voto a favor del magnate neoyorquino, mientras que la exsecretaria de Estado mantiene una ventaja de cuatro puntos con un 47 % del apoyo de los votantes.

El número clave de estas encuestas, que no tienen en cuenta el peso específico de los estados en el sistema de Colegio Electoral, es la incapacidad de Trump de superar el 43 % de intención de voto, lo que indica que sigue sin ser capaz de ampliar sus apoyos a los indecisos, independientes o minorías.

ENTREVISTA CON ANTONIO CAMUÑAS

Antonio Camuñas, expresidente de la Cámara de Comercio España-EE.UU, comenta en Telemadrid las consecuencias de estas elecciones. Analiza, a menos de 2 días de que conozcamos si el próximo presidente de Estados Unidos será Donald Trump o Hillary Clinton, cómo puede influir a España que gane el candidato republicano o la demócrata.

Opina también sobre las políticas económicas que proponen los candidatos y si estas afectarán de alguna manera a las empresas españolas que están en Estados Unidos. En cuanto a las relaciones internacionales con el resto de países valora los cambios con la Unión Europea, con Rusia, o con las políticas de la OTAN, dependiendo del candidato que resulte ganador.