Fracasan las mociones de censura contra el Gobierno de Macron por el "caso Benalla"

El primer ministro francés, Edouard Philippe durante un debate de dos mociones de censura contra el gobierno francés en la Asam
El primer ministro francés, Edouard Philippe durante un debate de dos mociones de censura contra el gobierno francés en la Asam

La Asamblea Nacional francesa rechazó las dos mociones de censura contra el Gobierno por su gestión del "caso Benalla", presentadas por el principal grupo opositor, Los Republicanos (centroderecha) y por socialistas y grupos de izquierda. Como era esperado, el partido del presidente Emmanuel Macron, La República en Marcha, tumbó gracias a su mayoría absoluta estas mociones.

Los 143 votos a favor recibidos de la oposición conservadora, de los izquierdistas de la Francia Insumisa y de los comunistas no fueron suficientes para alcanzar la mayoría absoluta necesaria, establecida en 289 diputados.

Entre esos 143 sufragios también figuran los de once diputados no inscritos, entre ellos el de la líder ultraderechista Marine Le Pen, que apoyó la moción.

Sin embargo, los socialistas, propulsores de la segunda moción de la jornada, no secundaron la lanzada por los conservadores.

Posteriormente la Asamblea Nacional francesa rechazó la segunda de las dos mociones, presentada esta última por los tres grupos parlamentarios de la izquierda francesa: los socialistas, la izquierda alternativa y los comunistas.

Los 74 votos a favor recabados por la moción de izquierda no fueron suficientes para alcanzar la mayoría absoluta necesaria, establecida en 289 diputados.

Los Republicanos, propulsores de la primera moción de la jornada, devolvieron la moneda a los socialistas y no votaron por esta última propuesta.

La moción de censura responde al escándalo desatado después de que el diario "Le Monde" desvelara el pasado 18 de julio que un exjefe de seguridad de Macron, Alexandre Benalla, golpeó a manifestantes haciéndose pasar por policía durante las protestas del 1 de Mayo.

En el debate previo a la votación de esas dos mociones, el primer ministro francés, Edouard Philippe, acusó hoy a la oposición de instrumentalizar el "caso Benalla" con el objetivo de perjudicar a Macron.