La Fiscalía belga informa de 13 detenidos que iban a atentar contra la Policía

La Fiscalía federal belga informó de que durante el operativo antiterrorista desplegado el jueves en seis ciudades del país, incluida la capital, han resultado detenidas 13 personas e incautadas numerosas armas y explosivos. "Se ha desmantelado varias células terroristas cuyo objetivo era matar a policías", indicó Thierry Wertz, de la Fiscalía federal durante una conferencia de prensa en Bruselas.

El portavoz de ese órgano, Eric van der Sypt, señaló en la misma conferencia de prensa que la Policía federal y las unidades antiterroristas "realizaron en la tarde del jueves 12 intervenciones" en diferentes ciudades del país.

"No puedo confirmar más, pero sí, su objetivo era matar a policías en las comisarías o en otros lugares... Tenían planes concretos para atentar contra la Policía", agregó van der Sypt, que también indicó que por el momento no pueden comunicar las identidades de los detenidos. Sí precisó que "la mayor parte de los detenidos son de nacionalidad belga", y que podrán ampliar las informaciones en los próximos días.

SOLICITARAN DOS EXTRADICIONES A FRANCIA

Asimismo señaló que la Fiscalía planea pedir a Francia la extradición de dos sospechosos detenidos en Francia, pero declinó dar más detalles, aunque sí precisó que "esta operación no tiene nada que ver con las investigaciones en París", en relación con los atentados de la semana pasada en la capital gala.

"Estamos muy contentos por que no se haya producido ninguna baja entre la Policía ni tampoco entra la población civil, agregó el portavoz. Wertz insistió en que "no hay un vínculo establecido" con los sucesos de París, en los que 17 personas fueron asesinadas, mientras que van der Sypt indicó que "la investigación comenzó antes de los tentados parisinos".

DOS TERRORISTAS MUERTOS Y UNO DETENIDO

La operación antiterrorista que Bélgica desplegó el jueves por la noche en varias ciudades del país y que se ha dado por concluida esta mañana acabó con la muerte de dos sospechosos yihadistas y la detención de un tercero, herido durante el operativo, así como con la incautación de armamento y el arresto de otra decena de personas en diferentes lugares.

"La investigación continúa y demostrará si hemos podido encontrar todos los vínculos o no", agregó el portavoz de la Fiscalía federal. Wertz añadió que las autoridades "aún investigan la identidad de los dos fallecidos" en la operación realizada el jueves en Verviers (Valonia).

"Hemos detenido a una serie de personas, pero no puedo decir que se ha detenido a todas las personas que formaban parte de esa célula terrorista", agregó van der Sypt, que especificó que "era un grupo presente en territorio belga", aunque no descartó que pudieran tener conexiones con otros grupos terroristas, como Al Qaeda.

Igualmente señaló "no poder confirmar" si los detenidos estaban en conexión con el movimiento islamista radical belga Sharia4Belgium, que busca implantar la "sharia" o ley islámica en Bélgica, y cuyo liderazgo ha sido sometido a un proceso judicial por un tribunal de Amberes que debe emitir su sentencia contra los 46 procesados.

REFUERZO DE LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

El Gobierno de Bélgica ha planteado poder solicitar al Ejército que efectúe "misiones específicas de vigilancia" para reforzar la seguridad en lugares concretos susceptibles de ser objetivo de atentados terroristas.

Esta medida forma parta de un total de 12 iniciativas presentadas en un plan antiterrorista, después de las operaciones efectuadas en varios lugares del país contra el aparato operativo y logístico de una célula de presuntos terroristas que planeaban atentar de forma inminente a la Policía en comisarías y en vías públicas.

Otra de las medidas destacadas son la ampliación de las posibilidades de retirada de la nacionalidad y de la incautación temporal del carné de identidad o del pasaporte, así como la negativa de entregar este último documento a un sospechoso de terrorismo, a fin de evitar su desplazamiento.

Las medidas, que ya estaban previstas y estudiadas con anterioridad a la operación antiterrorista que las fuerzas de seguridad realizaron el jueves en el país, buscan reforzar esa lucha también contra el radicalismo. Inmediatamente después de conocerse el operativo, el Órgano de Coordinación para el Análisis de las Amenazas (OCAM, en francés) ha elevado el nivel de alerta para todo el país del nivel 2 al 3, sobre una escala de 4.

LA COMISIÓN EUROPEA ELEVA SU NIVEL OPERATIVO DE SEGURIDAD

La Comisión Europea (CE) informó de que ha decidido elevar el nivel de seguridad que aplica en los edificios comunitarios como "medida de precaución" tras el operativo antiterrorista desplegado el jueves por Bélgica.

La institución ha tomado la decisión "por iniciativa propia, y no por sugerencia de la Policía de Bélgica", precisó la portavoz comunitaria Mina Andreeva en la conferencia de prensa diaria de la institución. Andreeva dijo también que "la Comisión Europea no está al corriente de que exista una amenaza especial contra las instituciones europeas".

El primer ministro belga, Charles Michel, pidió a los países de la Unión Europea (UE) la celebración de un "cumbre formal" de Jefes de Estado y de Gobierno en febrero para adoptar medidas dirigidas a combatir el terrorismo.

Michel hizo el anuncio tras presentar el plan antiterrorista del Gobierno federal belga, y detalló que envió una carta a los socios de la UE en la que pide que la cumbre prevista para el 12 y 13 de febrero se convierta en una reunión "formal" para "poder tomar decisiones concretas" en materia de lucha antiterrorista.

Las instituciones comunitarias, Comisión, Consejo y Parlamento Europeos, así como el Comité de las Regiones o el Comité Económico y Social Europeos (CEES), entre otros, se ubican en el mismo barrio de la capital belga, en donde también se ubican buena parte de las representaciones permanentes (embajadas) de los Veintiocho ante la Unión Europea.