El FMI prevé reunirse el 15 de marzo para estudiar segundo rescate a Grecia

Grecia vuelve a poner en jaque a Europa
Grecia vuelve a poner en jaque a Europa

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció hoy que prevé celebrar el 15 de marzo una reunión para analizar su participación en el segundo paquete de ayuda financiera a Grecia, "si se cumplen previamente las acciones planteadas".

El portavoz del FMI, Gerry Rice, explicó en su rueda de prensa quincenal que la fecha de esa reunión del consejo ejecutivo es "tentativa".

"Por supuesto, esta reunión depende del cumplimiento de las acciones previamente planteadas a las autoridades griegas y de que se den las condiciones financieras para el acuerdo de reestructuración de la deuda griega por parte del sector privado", explicó Rice a los periodistas.

El funcionario reiteró el "manifiesto interés" del Fondo de que este proceso, cuyo plazo concluye a las 20.00 gmt, culmine "exitosamente" y señaló que "exige una alta participación por parte de los acreedores privados".

No obstante, el portavoz indicó que corresponde "a las autoridades griegas precisar cuál sería el nivel de participación exigible".

La operación de canje de bonos (PSI, por sus siglas en inglés) deberá conducir a la condonación de unos 107.000 millones de euros, es decir, el 53,5 % del monto de los bonos tenidos por grandes bancos privados y fondos de inversión.

El director ejecutivo del Instituto Internacional de Finanzas (IFF), Charles Dallara, quien representó a los bancos en las negociaciones de la reestructuración de la deuda, aseguró hoy en Rio de Janeiro ser "bastante optimista" sobre el éxito el programa de canje de bonos y señaló que contará una participación voluntaria "altísima", sin concretar datos.

Rice evitó de nuevo ofrecer un monto estimado sobre la participación del FMI en el segundo programa de rescate internacional de 130.000 millones de euros.

La quita de más de la mitad del valor de la deuda griega en manos privadas era una condición puesta por la "troika" (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) para que se aprobase este segundo paquete financiero internacional.