Expectación ante un posible acuerdo sobre el programa nuclear de Irán

John Kerry
John Kerry |Telemadrid

El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, viajará el domingo a Irán para reunirse con las autoridades de ese país en un intento de "fortalecer el diálogo y la cooperación", informó hoy en Viena la agencia de la ONU en un comunicado.

"(...) Amano viajará a Teherán el 10 de noviembre para reunirse con altos cargos iraníes el lunes 11, con el objetivo de fortalecer el diálogo y la cooperación", anunció en una breve nota la agencia de la ONU que vela por el uso pacífico de la energía atómica.

Esta es la primera visita de Amano a Irán desde mayo de 2012, cuando se reunión sin resultados con los responsables del programa atómico iraní.

El OIEA aclara que esta visita se produce "de forma separada" al encuentro que mantendrán en Teherán los inspectores del Organismo con responsables iraníes para tratar de cerrar una agenda de controles que permitan descartar que el programa nuclear del país asiático oculta objetivos militares.

Esta será la decimotercera reunión en menos de dos años para acordar un sistema de inspecciones y acceso a documentos y expertos que sirva para aclarar lo que el OIEA considera "asuntos pendientes" y preguntas respecto a la naturaleza del programa atómico de Irán.

En el último encuentro, celebrado el 29 de octubre en Viena, ambas partes aseguraron en un inusual comunicado conjunto que los contactos habían sido productivos, que Irán había presentado "nuevas propuestas y medidas prácticas" que se espera sean desarrollas en la reunión del lunes.

El OIEA exige de Irán desde hace casi dos años más acceso a instalaciones y expertos nucleares para esclarecer posibles dimensiones militares del programa atómico de la República Islámica.

Occidente teme que bajo el paraguas de un supuesto programa nuclear civil, Irán quiera hacerse con los materiales y conocimientos para un posible potencial atómico militar.

Teherán rechaza estas alegaciones y asegura que sus actividades nucleares solo tienen objetivos pacíficos, como la generación de energía eléctrica y la lucha contra el cáncer.