Éxodo masivo de ciudadanos estranjeros desde los aeropuertos de Japón

El temor a una catástrofe nuclear se extiende por todo Japón. Informes contradictorios sobre el área considerada segura en torno a la central nuclear afectada han disparado el miedo y la desconfianza. Miles de japoneses tratan de huir. Embajadas como la de Estados Unidos ofrecen a sus 600 miembros la repatriación voluntaria. Unas140.000 personas permanecen encerradas en sus casas, siguiendo órdenes de protección civil, esperando que acabe toda esta pesadilla.

EL GOBIERNO RECOMIENDA A LOS ESPAÑOLES QUE SE ALEJEN 120 KM DE FUKUSHIMA

El Gobierno ha recomendado a los españoles residentes en Japón que puedan permanecer en un área de 120 kilómetros en torno a la central nuclear de Fukushima que la abandonen y se dirijan a otras zonas del país. La comisión de seguimiento de la situación de Japón, que se ha reunido por segunda vez en el Palacio de la Moncloa, ha acordado esta recomendación a pesar de que las autoridades japonesas sólo aconsejan por el momento la marcha a los residentes a 30 kilómetros a la redonda de la central en situación de riesgo.

La ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, ha garantizado hoy desde Líbano que la Embajada de España en Tokio pondrá "todos los medios que sean necesarios" a disposición de los españoles que quieran marcharse del país asiático.

La legación diplomática se ha reforzado con dos funcionarios de emergencia consular para atender a los españoles que quieran abandonar Japón ante la alerta nuclear, pero el Gobierno avisa de la dificultad que presentan las comunicaciones en el país y advierte de que el personal de la embajada está dando prioridad a los compatriotas residentes en las zonas más afectadas.

La comisión de seguimiento, a petición del Ministerio de Exteriores, recuerda que se ha puesto en marcha un apartado específico de información para los españoles que viven en Japón en la web de dicho departamento (www.maec.es), donde se facilitan el número de teléfono y de fax de atención consular, así como una dirección de correo electrónico.

LOS AVIONES PARA EVACUAR A EXTRANJEROS COMIENZAN A LLEGAR A JAPÓN

Los aviones enviados para evacuar a los ciudadanos extranjeros han comenzado a llegar a Japón, donde son cada vez más las embajadas que piden a sus nacionales que salgan del país, abandonen Tokio o, al menos, se alejen de la central nuclear de Fukushima, en situación de emergencia.

Francia, el Reino Unido, Colombia y México ya han movilizado aviones, mientras que en otros casos, como en China, las autoridades han organizado traslados en autobús desde el norte hasta la capital y las compañías aéreas han aumentado el número de vuelos.

A 80 KILÓMETROS

Además, México, Corea del Sur, Nueva Zelanda y Canadá se han sumado en las últimas horas a EEUU para pedir a sus ciudadanos que se alejen 80 kilómetros de Fukushima, aunque las autoridades niponas insisten en que no hay riegos para la salud más allá del perímetro de seguridad de 30 kilómetros establecido entorno a la planta.

Ni siquiera en Tokio, a unos 170 kilómetros de la central, parece estar segura la población, a tenor de las múltiples recomendaciones lanzadas por gobiernos como los de Alemania, Australia, Rusia o Israel, que ha pedido a sus ciudadanos que abandonen la capital "lo antes posible".

Las evacuaciones responden al temor a la radiactividad -que se ha constado ya en Taiwán en pasajeros procedentes de Tokio, aunque en niveles muy bajos- y a la falta de información sobre lo que está pasando dentro de Fukushima de la que se quejan algunos países. París, según ha informado el Ministerio de Exteriores, ha habilitado ya dos aviones gubernamentales para los franceses que quieran salir de Japón y ha recomendado a sus nacionales abandonar "la región de Tokio".

El Reino Unido, por su parte, enviará aviones chárter a Tokio para ayudar a las repatriaciones, a través de Hong Kong "para complementar las opciones de (aviones) comerciales para aquellos que quieran dejar Japón", indicó hoy Exteriores.