España ofrece aviones y expertos a la misión de Frontex en Lampedusa

España ha ofrecido aviones y expertos a la misión que la agencia de control de fronteras europeas (Frontex) ha puesto en marcha para ayudar a las autoridades italianas ante la llegada de inmigrantes ilegales del norte de África a la isla de Lampedusa, informó Frontex en un comunicado.

En Lampedusa crece la tensión entre los residentes por la llegada masiva de inmigrantes tunecinos.

Ya son 5.000 los que han alcanzado en barco las costas de esta isla italiana en apenas dos semanas, duplicando la población local.

La Unión Europea teme una oleada de inmigrantes desde la otra orilla del Mediterráneo por la crisis en los países árabes.

España ha ofrecido aviones y expertos a la misión que la agencia de control de fronteras europeas (Frontex) ha puesto en marcha para ayudar a las autoridades italianas ante la llegada de inmigrantes ilegales del norte de África a la isla de Lampedusa. La operación, que comenzó el pasado domingo y cuya primera fase finalizará el próximo 31 de marzo, se ampliará si resultara necesario.

En principio contará con cuatro aviones, dos helicópteros, dos barcos y alrededor de una treintena de expertos, explicó hoy el portavoz de Interior de la Comisión Europea (CE), Michele Cercone.

Inicialmente estaba previsto que una misión de Frontex comenzara a operar en junio en la zona central del Mediterráneo, pero el flujo de inmigrantes llegados a Italia ha obligado a adelantar la operación, bautizada como "Hermes 2011".

Italia, que lidera la "operación conjunta", es el único Estado miembro que participa en la misión con medios navales, que patrullarán un área marítima previamente delimitada para detectar y prevenir cualquier cruce ilegítimo en dirección a las islas Pelágicas, Sicilia y la península italiana.

España, Francia, Holanda y Malta apoyarán a Italia con medios aéreos que vigilarán las zonas fronterizas, explica el comunicado.

Además, en la zona se desplegarán efectivos de España, Austria, Bélgica, Francia, Holanda, Suecia, Malta, Portugal y Suiza para informar e interrogar a los inmigrantes, identificar a aquellos que pudieran necesitar protección internacional y reunir información que permita combatir las redes de tráfico de personas.

El portavoz comunitario precisó que Alemania y Rumanía también han ofrecido medios para la misión (el primero aviones y recursos humanos y el segundo, expertos).

Asimismo, la oficina europea de policía (Europol) ha desplegado una oficina móvil en Lampedusa para llevar a cabo labores de apoyo y análisis operativo.

Una vez se conozca el tipo y número de medios necesarios para operar, lo que se espera ocurra en las próximas 24 horas, se hará llegar a los países que participan en la misión un listado de las peticiones de despliegue específicas.

Cercone explicó que el coste previsto en la primera etapa de "Hermes 2011" son dos millones de euros, suma que será revisada una vez se conozca con detalle el número exacto de medios técnicos y efectivos que participan en la operación.

Asimismo, precisó que Frontex reembolsará a los países los costes de su participación en la operación.

La asistencia de Frontex a Italia tiene un precedente en la misión de asistencia rápida a Grecia (Rabbit) en otoño pasado, ante la presión migratoria procedente de Turquía.

Sobre la petición de ayuda financiera de 100 millones de euros efectuada por Italia, el portavoz comunitario explicó que el país recibirá 75 millones en 2011, dentro del programa europeo para la gestión de flujos migratorios.

También señaló que Bruselas estudia las posibilidades de financiación que ofrecen instrumentos como los fondos europeos para refugiados y de vigilancia de fronteras y otras ayudas de emergencia existentes.