Escándalo en el Parlamento Europeo: Diputados cobran dietas, sin trabajar

Escándalo en el Parlamento Europeo: Diputados cobran dietas, sin trabajar

Escándalo en el europarlamento. Una diputada británica ha desvelado las malas prácticas de sus compañeros para cobrar las dietas y no trabajar. Denuncia la extendida costumbre entre los Eurodiputados de fichar al entrar en el hemiciclo y acto seguido se van al aeropuerto para volver a sus casas.

Esta es la imagen que muchos viernes ofrece el Parlamento Europeo. Más escaños vacios que ocupados por sus señorias. La razón no es otra, según denuncia la eurodiputada Nikki Sinclaire, que sus colegas hacen que el fin de semana tenga tres dias. Pero el problema no es solo que falten a su trabajo, sino que además cobran por ese día.

La estrategia para lograrlo ha quedado plasmada en una serie de fotos que la propia Sinclaire realizó el 21 de enero. En ellas se puede ver a la diputada socialista española Eider Gardizabal fichando en el parlamento a las 9.56 y tan solo 26 minutos despues dispuesta a coger un vuelo en el aeropuerto de Bruselas.

Con esta trampa se embolsan 305 euros de dietas por una jornada. El sueldo de un eurodiputado ronda los 6200 euros netos mensuales, más dietas, gastos de viaje, gastos de despacho, más los 1500 euros extra que acaba de aprobar el Parlamento.

Sinclaire ha colgado en su web las fotos de otros eurodiputados como el tory Robert Sturdy, el laborista Peter Skinner, o la popular Jolanta Hibner.