Erdogan envía una "última advertencia" a los manifestantes de Estambul

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha enviado una "última advertencia" a los manifestantes para que abandonen el parque Gezi de Estambul, tras alertar que se le agota la paciencia. "Insto a la gente joven del parque Gezi. Habéis depositado sinceramente vuestras demandas. Abandonad ese lugar", señaló Erdogan en Ankara durante una reunión con representantes de su partido islamista moderado AKP.

"Hemos llegado al final de nuestra paciencia. Hago esta advertencia una última vez. Insto a los padres: ocuparos de vuestros hijos", agregó el primer ministro, quien ayer había anunciado la posibilidad de convocar un referéndum sobre el futuro del parque.

"Nosotros haremos lo que la gente de Estambul quiere que hagamos. El parque Gezi no pertenece a los ocupadores sino a toda la nación", manifestó Erdogan en medio de fuertes aplausos de sus seguidores.

El desalojo forzoso de miles de manifestantes en el parque Gezi, situado en el centro de Estambul, desencadenó hace dos semanas en una ola de manifestaciones en todo el país en contra del estilo de Gobierno de Erdogan. Al menos cuatro personas han muerto desde entonces, mientras que miles han resultados heridos y otros cientos han sido detenidos por la policía turca, incluyendo usuarios de las redes sociales y abogados que defienden a manifestantes arrestados.

PROSIGUEN LAS PROTESTAS

Ankara fue escenario esta última madrugada de enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, mientras que Estambul vivió una noche de calma en la plaza Taksim, epicentro de las protestas que desde hace dos semanas mantienen en vilo a Turquía. En varias calles céntricas de la capital turca miles de personas se reunieron gritando consignas contra el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, como "En todas partes está Taksim, en todas partes hay resistencia", y "Dimite, dictador".

La policía utilizó tanquetas con agua a presión y gases lacrimógenos para dispersar a la multitud y detuvo a un manifestante acusado de conducir su coche contra un retén de agentes, según la cadena CNNTürk.Páginas digitales próximas a los manifestantes aseguraron que se produjeron "numerosas detenciones" durante unos enfrentamientos que se prolongaron hasta alrededor de la medianoche (hora GMT).

Por el contrario, en Taksim, y el aledaño parque Gezi, se vivió una noche tranquila, amenizada por la música en directo de dos pianistas que trasladaron sus instrumentos hasta ese céntrico lugar.El ritmo de temas como "Let it be", de "The Beatles", y "Claro de luna", de Ludwig van Beethoven, sustituyó al ruido de los enfrentamientos de la noche anterior y atrajo a una enorme muchedumbre a un concierto improvisado al aire libre.

El concierto se celebró horas después de que Erdogan se mostrase abierto a la posibilidad de un referendo sobre el futuro del parque, algo que se puso sobre la mesa en una reunión mantenida con artistas e intelectuales elegidos como "representantes" de los manifestantes.

El proyecto de demoler el parque Gezi, uno de los pocos espacios verdes del centro de Estambul, fue el detonante de las mayores manifestaciones en Turquía en la última década.

EL PARLAMENTO EUROPEO CRITICA A ERDOGAN POR DIFICULTAR LA RECONCILIACIÓN Y POLARIZAR TURQUÍA

El pleno de la Eurocámara deploró la "falta de voluntad" del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, por conseguir la reconciliación en el país y señaló que así no contribuye sino "a una mayor polarización".

Los grandes grupos del Parlamento Europeo (PE) aprobaron por mayoría una resolución común en la que lamentan el "desproporcionado uso de la fuerza" de las autoridades para contener las protestas en Turquía.

Los eurodiputados deploran las reacciones del Gobierno turco y del primer ministro Erdogan, "cuya falta de voluntad para dar pasos hacia la reconciliación, pedir excusas o comprender las reacciones de un segmento de la población turca no han hecho sino contribuir a una mayor polarización".

En el texto, el PE expresó su "profunda preocupación" por el "desproporcionado y excesivo uso de la fuerza por la policía turca en su respuesta a las legítimas y pacíficas protestas del parque Gezi de Estambul".

En este sentido, los eurodiputados pidieron a las autoridades turcas que investiguen exhaustivamente la violencia policial, pongan a los responsables a disposición de la Justicia y ofrezcan una compensación a las víctimas.