Elevan a más de 350 los muertos en las protestas y represión en Nicaragua

Elevan a más de 350 los muertos en las protestas y represión en Nicaragua

Solo la misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) elevó a 277 la cifra de muertos en Nicaragua por la crisis sociopolítica en el país, y denunció el incremento de la represión en la última semana. El grupo del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) de la CIDH registró al menos once muertos y un centenar de heridos en la última semana.

"Lo que aumentaría el número total de muertos registrados desde el comienzo de las protestas a 277 personas asesinadas y más de 2.000 heridas", según un informe de ese organismo. El Meseni, en su tercera semana de trabajo en Nicaragua, también "constató en el terreno la intensificación de la represión y los operativos desplegados en todo el país por agentes de la Policía Nacional y grupos parapoliciales con el objetivo de desmantelar los 'tranques' (barricadas) ubicados en diferentes ciudades", según ese informe.

El martes pasado, el Meseni documentó un operativo realizado en la comunidad indígena de Monimbó, Masaya, por agentes de la Policía Nacional con el objetivo de desmantelar los bloqueos en la ciudad, que se habría extendido durante más de siete horas.

"Es de destacar que, en el marco de la intensificación de los operativos de limpieza, el Meseni y el personal de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU sobre el terreno han constatado el alto grado de apoyo y colaboración entre las fuerzas de la Policía Nacional y los grupos parapoliciales encapuchados", de acuerdo con el informe.

Observó que esas fuerzas se caracterizan "por la coordinación de acciones tanto para el despliegue de actos de violencia, represión, hostigamiento y persecución contra la población, así como para el levantamiento de los 'tranques".

Adicionalmente, han constatado que tanto los agentes como parapoliciales han realizado decenas de detención de personas que han sido enviadas a centros de detención de la Policía Nacional. La CIDH reiteró su llamada al Estado de Nicaragua sobre su obligación de garantizar la vida, integridad y seguridad de todas las personas que están manifestando y ejerciendo sus derechos y libertades públicas y sufriendo las consecuencias del ambiente de represión.

ORTEGA CARGA CONTRA IGLESIA CATÓLICA, DESAFÍA A OEA Y LLAMA A LA AUTODEFENSA

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, cargó contra los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, a quienes tildó de "golpistas", desafió a la OEA y llamó a sus seguidores a no "bajar la guardia" y a la "autodefensa" en medio de la grave crisis que vive el país desde el 18 de abril.

Ortega, quien encabezó un acto en conmemoración de los 39 años de la revolución que derrocó la dictadura de los Somoza en Nicaragua, denunció que es víctima de una "conspiración armada y financiada por fuerzas internas y externas" -que no mencionó- que intentan derrocarlo del poder, en el que se mantiene desde enero de 2007.

Esas "fuerzas", sostuvo, cuentan con la "complicidad" de los obispos nicaragüenses, que actúan como mediadores y testigos de un diálogo nacional. Según Ortega, los obispos dejaron en evidencia sus intenciones "golpistas" cuando le presentaron una propuesta para superar la crisis, que incluía adelantar las elecciones generales para marzo de 2019, y reestructurar el Estado.