Ecuador moviliza a la OEA y la ONU para sacar a Julian Assange de Londres

La Asamblea Nacional de Ecuador pidió este viernes al Gobierno de su país que solicite una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para evitar que Reino Unido use la fuerza y entre sin autorización en la Embajada ecuatoriana en Londres para detener al fundador de WikiLeaks, Julian Assange. En una larga sesión extraordinaria que concluyó pasada la medianoche, el órgano parlamentario de Ecuador resolvió rechazar la "amenaza" del Reino Unido y convocó a los ecuatorianos a unirse en torno a la defensa de la soberanía nacional.

El pasado miércoles, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, dijo que recibió un comunicado británico en el que se amenazaba con irrumpir en la Embajada ecuatoriana para localizar y arrestar a Assange, para luego extraditarle a Suecia, donde le imputan cargos por supuesto delitos sexuales que él niega. El jueves, Patiño comunicó que su Gobierno había otorgado asilo a Assange y dijo confiar en que Londres concedería un salvoconducto para que pueda viajar a Quito, aunque las autoridades británicas negaron tal posibilidad y, más bien, ratificaron su interés de extraditar al "exhacker" australiano.

La tensa situación entre Ecuador y el Reino Unido motivó al presidente de la Asamblea ecuatoriana, el oficialista Fernando Cordero, a convocar a una reunión extraordinaria a sus colegas legisladores para tratar el asunto. En su resolución, aprobada por 73 legisladores de los 80 presentes en la sesión, la Asamblea Nacional recomendó al Gobierno que, "solicite una reunión urgente" del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para evitar la "amenaza" británica.

También valoró y reconoció el respaldo internacional al Estado ecuatoriano y destacó las anunciadas reuniones de la Alianza Bolivariana para nuestra América (ALBA) y de la Unión Suramericana de Naciones, que tendrán lugar este sábado y domingo en Guayaquil. El órgano parlamentario ecuatoriano, asimismo, instó a la comunidad internacional a "rechazar toda amenaza o uso de la violencia como mecanismo para la resolución de conflictos entre Estados soberanos".

En ese sentido demandó al Reino Unido a que busque "soluciones pacíficas en cualquier tipo de controversia", fundamentaba en los principios de "independencia e igualdad jurídica de los Estados".Además, la Asamblea ecuatoriana decidió solicitar "a todas las instancias parlamentarias internacionales el apoyo" a la causa ecuatoriana y convocó a los ciudadanos del país a mantener una "férrea unidad" en defensa de "la dignidad y soberanía de nuestra patria".

CON SALVOCONDUCTO

El ex juez de la Audiencia Nacional y actual abogado del fundador de Wikileaks Julian Assange, Baltasar Garzón, considera que Reino debe cumplir con la Convención del Refugiado y dejar marchar a su cliente de la Embajada ecuatoriana en Londres dándole un salvoconducto. Así lo ha señalado el letrado español al diario El País. También ha criticado con dureza la actitud de Reino Unido en este asunto y ha anunciado que, de continuar las autoridades británicas con su actitud, acudirá a la Corte Internacional de Justicia.

Garzón, que se encuentra en República Dominicana para asistir a la toma de posesión del presidente Danilo Medina, se muestra convencido de que la extradición a Suecia -que reclama a Assange para interrogarle por delitos sexuales, es en realidad una excusa para enviarle a EEUU para ser juzgado por las revelaciones de Wikileaks.

NO SE APROBARA SALVOCONDUCTO

Por su parte, ministro de Exteriores británico, William Hague, ha anunciado que su Gobierno no aprobará un salvoconducto para permitir el traslado a Ecuador del fundador de Wikileaks, Julian Assange, lo que supone que podría ser detenido si abandona la Embajada ecuatoriana en Londres. Hague ha insistido en el compromiso de su Administración para extraditar a Assange a Suecia, donde está siendo investigado por presuntos delitos sexuales, pese al asilo político concedido este jueves por las autoridades ecuatorianas.

ASSANGE SE ALOJA EN UNA PEQUEÑA HABITACIÓN "MAL VENTILADA”

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, lleva 59 días refugiado en una pequeña habitación "mal ventilada" de la embajada de Ecuador en Londres, donde hay una lámpara solar y una cinta de correr, indica hoy el diario británico "The Times".El australiano pasó su primera noche en la legación ecuatoriana después de que el Gobierno de Rafael Correa le concediera ayer el asilo político que él había solicitado en su intento para evitar la extradición a Suecia, país que lo reclama por delitos sexuales que él niega.

Assange permanece refugiado en la embajada de Ecuador desde que el pasado 19 de junio se personara para solicitar asilo, con lo que violó las condiciones de su arresto domiciliario y tras lo que Scotland Yard le alertó de que será detenido si abandona el edificio. Mientras se desarrolla la disputa diplomática entre Ecuador y el Reino Unido, "decepcionado" ante la decisión de Quito, Assange está, según señala hoy "The Times", "aburrido".

El rotativo explica que dentro del elegante edificio victoriano situado tras los lujosos almacenes Harrods, en el barrio de Knightsbridge, Assange pasa las horas en una pequeña oficina. En esa habitación, según el periódico, el periodista, que continúa con la pulsera electrónica que era parte de los requisitos impuestos en su arresto domiciliario, tiene una lámpara solar, una cinta para correr, una conexión a internet y una cama.

Los amigos del fundador de WikiLeaks indican que el australiano está "intranquilo" y "tenso", mientras otros sugieren que comienza a sentirse deprimido. El activista lleva encerrado durante 59 días, apartado de la luz solar dentro de una habitación "mal ventilada", según ese periódico.