EE.UU. celebra la renuncia de Maliki y pide "un nuevo camino" para Irak

Al Maliki
Al Maliki |Telemadrid

Estados Unidos celebró hoy el anuncio del primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, de que renuncia al cargo en favor del jefe de Gobierno designado, Haidar al Abadi, y confió en que el proceso de transición lleve al país árabe a "un nuevo camino" que permita unir a su pueblo.

"Hoy, los iraquíes dieron otro gran paso adelante a la hora de unir su país", dijo en un comunicado la asesora de seguridad nacional de Estados Unidos, Susan Rice.

"Felicitamos al primer ministro Al Maliki por su decisión de apoyar al primer ministro designado, Haidar Al Abadi, en sus esfuerzos para formar un nuevo Gobierno en línea con la Constitución iraquí", añadió la principal asesora en política exterior del presidente estadounidense, Barack Obama.

Al Maliki, visto por Estados Unidos como el principal responsable del aumento en la tensión sectaria en Irak, puso hoy fin a tres días de resistencia a abandonar el poder con el anuncio de que retira su candidatura para el cargo de primer ministro "en favor del hermano Haidar Al Abadi".

Estados Unidos, la Unión Europea (UE) e incluso Irán han expresado esta semana su apoyo al chií Al Abadi, designado este lunes como primer ministro por el presidente iraquí, Fuad Masum, y que tiene 30 días a partir de esa fecha para formar Gobierno.

"Hemos escuchado a un amplio rango de líderes en el espectro político de Irak que han expresado su compromiso a trabajar con el doctor Al Abadi para formar un Gobierno amplio e inclusivo con una agenda que pueda afrontar las necesidades y aspiraciones legítimas de los iraquíes", señaló Rice.

MUESTRAS DE APOYO PARA AL ABADI

Sumado a las muestras de apoyo llegadas "de todo el mundo" para Al Abadi, "éstos son acontecimientos alentadores que esperamos que puedan situar a Irak en un nuevo camino y unir a su gente contra la amenaza presentada por el (grupo yihadista) Estado Islámico" (EI), subrayó Rice.

El EI tomó Mosul, la segunda ciudad del país, el pasado 10 de junio, y desde entonces continúa con sus enfrentamientos para aumentar "el califato" que declaró en los territorios bajo su control en el norte de Siria e Irak.

"Estados Unidos sigue comprometido a una alianza fuerte con Irak y el pueblo iraquí", sostuvo la funcionaria estadounidense.