EEUU bombardea posiciones yihadistas en la presa de Mosul

Cazabombarderos estadounidenses han lanzado una de sus mayores ofensivas aéreas hasta la fecha sobre posiciones del Estado Islámico (EI) cerca de la presa de Mosul y sus alrededores, según informó hoy la televisión kurda Rudaw.

Los bombardeos comenzaron después de la medianoche, y se centraron en cuatro aéreas cerca de la presa, cuyo control cayó en manos del EI, así como en el paso de Rabia y las localidades de Mahmudia, Telskuf, Zumar y Tilkef.

Según un "peshmerga" (soldado kurdo) que presenció los ataques, citado por Rudaw, se trata de los bombardeos más intensos llevados a cabo por Estados Unidos desde que, hace una semana, comenzó a lanzar ataques selectivos en la zona tras el avance de EI en el norte del país y la toma de varias ciudades por parte de los yihadistas.

Mientras, un reportero de la cadena aseguró haber visto cómo los cazas de EEUU destrozaban una gasolinera utilizada para repostar sus vehículos por los yihadistas, que abandonaron sus puestos en la zona.

Los ataques continúan en estos momentos y se espera que los "peshmergas" lancen un asalto terrestre para retomar las áreas perdidas en manos del EI en el último mes, entre ellas la ciudad de Sinyar, habitada principalmente por la minoría yazidí.

El Pentágono anunció la pasada noche que sus fuerzas bombardearon posiciones del EI tras recibir informaciones de que éstos estaban atacando a la población civil en la aldea de Kawju.

Según informó el Comando Central (CENTCOM) en un comunicado, después de ser notificados sobre los ataques a los civiles en ese municipio, ubicado al sur de la localidad de Sinyar, la aviación identificó y siguió a un vehículo armado del EI.

Aproximadamente a las 14:10 GMT, la aviación estadounidense bombardeó y destruyó dos vehículos en la zona.

NUEVAS SANCIONES CONTRA YIHADISTAS

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso este viernes nuevas sanciones a personas supuestamente vinculadas con los yihadistas del Estado Islámico (EI) y del Frente al Nusra y amenazó con tomar medidas contra cualquier individuo u organización que preste apoyo a esos grupos.

En una resolución aprobada por unanimidad, el Consejo añadió a su lista de sancionados a seis nuevos nombres acusados de ser parte o de financiar a estas milicias islamistas que operan en Siria e Irak, que entre otras cosas verán sus activos financieros congelados y no podrán viajar al extranjero.

LA UE RESPALDA EL ENVIO DE ARMAS

Asimismo, la Unión Europea (UE) respaldó el envío por parte de sus países miembros, de forma individual, de material militar a las fuerzas kurdas del norte de Irak, con lo que los Veintiocho asumen una mayor responsabilidad a la hora de luchar contra el terrorismo de los yihadistas del Estado Islámico (EI).

La UE se mostró satisfecha de la decisión de algunos estados miembros de responder, por su propia iniciativa, "a la petición de las autoridades regionales kurdas para el envío urgente de material militar", señalaron los ministros de Asuntos Exteriores en las conclusiones de una reunión extraordinaria en la que trataron de los conflictos de Irak, Ucrania, Libia y Gaza.

EL ESTADO ISLAMICO ASESINA A 700 PERSONAS

Los yihadistas del Estado Islámico (EI) han ejecutado a más de 700 personas, en su mayoría civiles, durante las últimas dos semanas en el este de la provincia siria de Deir al Zur (noreste), dijo hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Las ejecuciones tuvieron lugar en las localidades de Al Shuaitat, Garanish, Abu Hamam y Al Kishkia, tomadas por los extremistas el pasado 11 de agosto, y donde residían los miembros del clan de Al Shuaitat.

Centenares de miembros de esa tribu continúan desaparecidos, después de haber sido amenazados por el EI, que los considera "infieles" que deben ser asesinados en masa y que no se merecen "tregua, seguridad, dinero, comida, familia, ni esposas", según el OSDH.

Además, el OSDH asegura haber podido documentar los nombres de decenas de esas víctimas y señala que cientos de los ejecutados por el EI fueron sacrificados después de sus familias, y les cortaron la cabeza para luego mostrarla en lugares públicos.

Esta organización ya advirtió hace unos días sobre las ejecuciones en masa de los yihadistas y su "genocidio" contra la población de la tribu Al Shuaitat.

El Observatorio, que documenta el conflicto sirio desde sus inicios hace más de tres años, reitera su petición a "todo aquel al que le quede conciencia humana en la comunidad internacional, que intente poner fin a los crímenes de guerra y contra la humanidad" cometidos por el régimen sirio y otras facciones terroristas.

La organización extremista suní proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, tras avanzar sobre el terreno.

Más de 171.000 personas han perdido la vida desde el inicio del conflicto en Siria en marzo de 2011, según la ONG.