Dzhokhar Tsarnaev continúa en estado grave, según el FBI

Dzhokhar Tsarnaev, el joven de origen checheno presunto coautor de los atentados de Boston del pasado lunes, permanece en "estado grave", según informó hoy el Buró Federal de Investigaciones (FBI) en un escueto comunicado.

Tsarnaev permanece ingresado en el hospital Beth Israel de Boston desde que fue detenido el pasado viernes por la noche después de casi 24 horas de persecución y un gran despliegue de las fuerzas de seguridad.

El pequeño de los dos hermanos sospechosos de cometer el atentado está siendo tratado de las heridas que sufrió en su huida en la noche del jueves al viernes y que le llevaron a ocultarse en un barco de recreo en el patio trasero de una casa en Watertown, al oeste de Boston.

Su hermano Tamerlan, de 26 años, falleció en ese tiroteo.

Según indicó un agente federal a la cadena CNN bajo anonimato, Dzhokhar tiene lesiones en la garganta que podrían impedirle el habla, pero esto no ha sido confirmado de manera oficial.

El agente no especificó si los daños causados privarían al joven de la capacidad del habla de manera irreversible.

Pese a ello, si las informaciones vertidas por la cadena se confirman y Tsarnaev no pudiese hablar, el proceso de la investigación sobre los atentados de Boston se retrasaría, ya que las autoridades esperan expectantes que el sospechoso se recupere para poder interrogarlo, y poder así despejar muchas de las incógnitas que quedan por resolver, comenzando por el porqué.

De hecho, con el objetivo de poder llegar hasta el fondo del asunto, el FBI y la CIA no leerán sus derechos básicos al joven, conocidos como "Miranda Rights", para que no pueda acogerse a permanecer en silencio cuando ejecuten el interrogatorio.

El sospechoso será interrogado por un "grupo de alto nivel" formado por miembros del FBI y la CIA que se encarga de los casos de terrorismo, quienes se remitirán a esta excepción de la justicia estadounidense en casos de peligro para la seguridad pública.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, aseguró hoy que las autoridades continúan sin tener pistas suficientes para saber cuáles han podido ser las motivaciones de los hermanos Tsarnaev para ejecutar los atentados de Boston del pasado lunes.

Patrick, en una entrevista con en el programa dominical "Face the Nation", de la cadena CBS, explicó que es difícil de imaginar por qué ambos jóvenes decidieron atentar "contra hombres, mujeres y niños inocentes".

Las autoridades siguen pensando que los dos hermanos actuaron solos y no creen que haya un peligro inminente tras la muerte del mayor y la captura del más joven.

No obstante, quieren saber si el hermano mayor, Tamerlan, aparentemente el más problemático e inadaptado, había sido persuadido por las ideas del islamismo radical en su visita el año pasado al Dagestán, donde vive su familia chechena.

LOS REBELDES DEL CÁUCASO NIEGAN CUALQUIER IMPLICACIÓN

Los rebeldes del Cáucaso ruso han negado este domingo toda implicación en el atentado de Boston, cuyos principales sospechosos son Dzhojar y Tamerlan Tsarnaev, dos hermanos de origen checheno, una pequeña república caucásica.

Los rebeldes "no llevan a cabo operaciones militares contra EEUU", ha declarado el mando de guerrilla separatista islámica de Daguestán, una inestable república del Cáucaso vecina de Chechenia, en un comunicado publicado sobre la web independentista Kavkazcenter.com.

"No luchamos más que contra Rusia, responsable no sólo de la ocupación del Cáucaso, sino de monstruosos crímenes contra los musulmanes", subraya el comunicado.

Los rebeldes instan a los medios estadounidenses "a poner fin a las especulaciones y a no ayudar a la propaganda rusa", aconsejando a las autoridades estadounidenses que "se concentren sobre una posible implicación de los servicios de inteligencia rusos", si Washington está "verdaderamente interesado en encontrar a los verdaderos organizadores" del atentado.

Los medios estadounidenses han afirmado este fin de semana que el FBI investigaba los posibles vínculos entre los principales sospechosos del atentado y la rebelión islamista del cáucaso ruso, dirigida por el checheno Doku Umarov.

Según ha dicho el FBI, en 2011 interrogó al hermano mayor, Tamerlan Tsarnaev, "a petición de un gobierno extranjero", que posteriormente fuentes de la agencia han identificado con Rusia.

Según fuentes citadas por el Washington Post, el gobierno ruso estaba preocupado por los posibles vínculos de Tamerlan con terroristas chechenos. Al parecer, las autoridades rusas advirtieron al FBI de que el sospechoso podía ser un seguidor del "islam radical", según el Boston Globe.

Tamerlan viajó a Daguestán entre enero y julio de 2012 para visitar a su padre, según dijo éste este sábado. Las autoridades quieren saber si fue persuadido por las ideas del islamismo radical en su visita.

Según los medios de EEUU, las autoridades estadounidenses están especialmente interesadas en la célula del movimiento rebelde en Daguestán. Tras la primera guerra de Chechenia (1994-1996) entre las fuerzas federales rusas y los independentistas, la rebelión se ha islamizado progresivamente y ha sobrepasado las fronteras de esta pequeña república para transformarse a mediados de los años 2000 en un movimiento armado activo en todo el Cáucaso del Norte y que toca especialmente Daguestán.

Por su parte, las autoridades rusas también han investigado los supuestos vínculos entre los hermanos Tsarnaev y la rebelión del Cáucaso, aunque no han encontrado nada.

"Por ahora, no tenemos información creíble sobre la implicación de los Tsarnaev en el movimiento extremista del Emirato del Cáucaso", ha declarado una fuente de las fuerzas del orden ruso, citada por la agencia Interfax.

SIN PISTAS

Por ahora, las autoridades de EEUU continúan sin tener pistas suficientes para saber cuáles han podido ser las motivaciones de los hermanos Tsarnaev para ejecutar el atentado, según reconoció el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, este domingo.

Patrick, en una entrevista con el programa dominical 'Face the Nation', de la cadena CBS, explicó que es difícil de imaginar por qué ambos jóvenes, Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, decidieron atentar "contra hombres, mujeres y niños inocentes".