Doce monjas de un convento sirio, retenidas por "terroristas"

Las monjas de un convento de la localidad de Malula, de mayoría cristiana y ubicada en la periferia de Damasco, han sido tomadas como rehenes por un supuesto grupo terrorista.

Los tacantes han cometido actos de vandalismo en los alrededores del convento y en distintos barrios de Malula, donde hay francotiradores.

El embajador de Palestina en España, Musa Amer Odeh, se ha ofrecido este martes como rehén para lograr la liberación de doce monjas de la ciudad cristiana de Malula, en el sur de Siria, que están retenidas al norte de esta localidad.

Amer ha manifestado su preocupación por las religiosas retenidas "no como político sino como humano", durante un encuentro con la prensa en la sede de la legación diplomática. Asimismo, ha hecho un llamamiento a los secuestradores, "sin saber quiénes son, de qué partido o de qué religión", para que salven sus vidas y "cuiden su dignidad".

No he podido dormir desde que me enteré de la noticia", ha manifestado el embajador. "No existe ninguna religión en el mundo que permita el secuestro de monjas que ayudan a los más necesitados", ha añadido.

Asimismo, Amer ha asegurado que, "como representante de la Tierra Santa", está a disposición de las monjas secuestradas. "Estoy dispuesto a trasladarme a Siria y a intercambiarme con ellas: que me lleven a mí como rehén", ha afirmado el palestino.

TRASLADADAS A UNA LOCALIDAD CERCANA

Los combatientes islamistas que capturaron este lunes la ciudad siria de Malula, de mayoría cristiana, han trasladado al norte a las monjas retenidas, según ha informado este martes el embajador de Vaticano en Siria, aunque todavía se desconoce si se trata de un secuestro o sólo están siendo evacuadas por su seguridad.

Los rebeldes del Frente al Nusra, vinculados a Al Qaeda, tomaron este lunes el casco antiguo de Malula, al norte de Damasco, después de luchar contra las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Assad. La agencia de noticias oficial SANA ha informado de que las monjas estaban en cautiverio en el convento ortodoxo de Santa Tecla.

EL GOBIERNO SIRIO DENUNCIA LOS ATAQUES A LA POBLACIÓN CRISTIANA

El Gobierno sirio ha denunciado en dos cartas a la ONU el ataque de "un grupo terrorista", como el régimen denomina a los rebeldes, en la población de mayoría cristiana de Malula, cerca de Damasco, informaron medios oficiales.

El Ministerio de Asuntos Exteriores recordó que ayer por la mañana terroristas atacaron Malula, donde todavía se habla el arameo, y atacó iglesias y viviendas de civiles.

Las autoridades destacaron que los agresores irrumpieron en el convento de Santa Tecla, donde tomaron como rehenes a la madre superiora y a varias monjas.