Detienen en México al narcotraficante más buscado del mundo

El Chapo Guzmán
El Chapo Guzmán |Telemadrid

El Gobierno mexicano informó hoy de que está verificando la identidad de una persona detenida en el noroccidental estado de Sinaloa, pero se negó a confirmar que pudiera tratarse del capo del narcotráfico Joaquín "El Chapo" Guzmán.

"Tenemos a un detenido, estamos verificando su identidad", señaló el portavoz del Gobierno mexicano, Eduardo Sánchez, quien indicó que la captura se produjo en Sinaloa.

"Un vez que tengamos verificada la identidad del detenido, saldremos a informar", añadió el funcionario, después de que la Secretaría de Gobernación cancelara una rueda de prensa a la que había convocado a las 11.15 hora local (17.15 GMT).

Sánchez dijo desconocer los métodos que están siendo utilizados para la identificación.

En tanto, fuentes de la Policía Municipal de Mazatlán, en Sinaloa, dijeron a Efe que elementos de la Marina de México realizaron la madrugada de este sábado una operación con dos helicópteros y seis unidades terrestres artilladas en una torre de condominios de ese puerto turístico.

Según las fuentes, por lo menos cinco personas fueron detenidas en la operación, efectuada alrededor de las 04.00 hora local (10.00 GMT), en la que los militares ingresaron al conjunto derribando puertas.

Una hora después salieron los elementos de Marina con los detenidos, además de varias maletas y una camioneta de color blanco con matrículas de Sinaloa.

Durante la operación, los efectivos de Marina no permitieron que reporteros y fotógrafos se acercaran al lugar, incluso fotografiándolos para intimidarlos, y aseguraron que por órdenes de su comandante la prensa debía retirarse.

Las versiones sobre la supuesta captura de Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, surgieron a raíz de comunicados de prensa desde Washington.

Contactado por Efe, el Departamento de Estado de Estados Unidos tampoco confirmó la detención de Guzmán, que afronta varios cargos relacionados con el narcotráfico en ese país y está en la lista de delincuentes más buscados de la Agencia Estadounidense Antidrogas, DEA.

EL MÁS BUSCADO

Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", supuestamente detenido hoy según fuentes estadounidenses, es el líder del cártel mexicano de Sinaloa o del Pacífico y está considerado como uno de los mayores narcotraficantes del mundo.

Nacido en Culiacán, Sinaloa (México), el 4 de abril de 1957, sólo realizó tres cursos de instrucción escolar.

En la década de los ochenta, comenzó como lugarteniente del cártel de Miguel Ángel Félix-Gallardo, jefe de la organización "El Padrino".

"El Chapo" fue pionero en el transporte de cocaína y marihuana en grandes aviones Boing desde Colombia a Estados Unidos.

Años después se separó de esta banda y creó la suya propia, el cártel de Sinaloa, que luchó hasta hacerse con el control del narcotráfico en Guadalajara.

Desde comienzos de los años noventa transportó la droga, procedente de los grupos de Cali y Medellín, a través de túneles entre Agua Prieta (Sonora, México) y Douglas (Arizona, EEUU).

En junio de 1991 fue detenido en la capital mexicana, pero logró escapar después de sobornar con 100.000 dólares al entonces jefe de la policía de la capital, Santiago Tapia Aceves.

Días después de su huida fue capturado en Guatemala y entregado a México, donde se le condenó a 12 años de prisión por un delito de cohecho. Posteriormente, en 1997 se le impuso una nueva condena de 21 años de prisión.

Durante su estancia en la cárcel le sucedió su hermano Arturo, alias "Pollo", en el control del cártel, hasta su detención en 2001.

En enero de 2001, cuando sólo le restaban siete meses de condena, se fugó de la prisión de Puente Grand gracias a la ayuda prestada por algunos funcionarios del penal.

Su fuga puso al descubierto una red de complicidades en los penales mexicanos entre funcionarios públicos y las mafias de la droga.

En enero de 2005, el fiscal mexicano antidrogas, José Luis Santiago Vasconcelos, aseguró que "El Chapo" e Ismael "El Mayo" Zambada se habían convertido en los nuevos jefe del cártel de Juárez, tras arrebatar el control a la familia Carrillo Fuentes.

Considerado por Estados Unidos como el mayor narcotraficante del mundo, desde 2008 es uno de los delincuentes más buscados por el Departamento del Tesoro de ese país, que lo considera el enemigo público número uno.

Desde 2004 su detención tiene precio -5 millones de dólares-, a través de una recompensa conjunta de la Agencia Antidrogas, DEA, y el Departamento de Estado estadounidense.

La revista "Time" lo situó en 2009 entre las cien personas más influyentes del planeta.