Detenido en Francia un presunto miembro de ETA mientras la policía busca a otro huido

Detenido en Francia un presunto miembro de ETA mientras la policía busca a otro huido

Las fuerzas de seguridad francesas han identificado a Oier Ardanaz Armendariz como el presunto miembro de ETA detenido ayer en la localidad de Périgueux del departamento de Dordoña, al suroeste de Francia.

Así lo han confirmado fuentes de la lucha antiterrorista que han explicado que la Subdirección Antiterrorista de la Policía francesa (SDAT), encargada de la investigación, sigue buscando al segundo etarra que logró huir.

Oier Ardanaz Armendariz se encuentra en un hospital, aunque su estado no es grave, como consecuencia del accidente sufrido cuando era perseguido por el robo de un coche. Su traslado a París es probable que no se produzca inmediatamente.

Ardanaz Armendariz iba armado con una pistola Magnum 357 cuando fue capturado tras empotrarse contra una roca con un coche que acababa de robar junto a un cómplice -que logró escapar en otro vehículo- en una carretera junto a la localidad de Jumihac le Grand, explicó Yves Congé, alcalde de esta localidad del departamento de Dordoña.

El presunto etarra quedó herido y fue sacado del coche por dos hombres que le perseguían al percatarse de que dos desconocidos habían entrado en su granja con un Peugeot 307 con matrícula francesa y les habían robado su coche, precisó Congé. "Suerte que lo sacaron, porque si no se habría quemado" con el automóvil, que ardió a causa del impacto e incluso provocó un pequeño incendio en el monte, subrayó el alcalde.

De acuerdo con la versión de Congé, todo empezó cuando el agricultor y su yerno salieron a perseguir a la pareja que había entrado en la granja a llevarse su coche y después de una primera carrera, se encontraron de frente con los dos coches de los fugados que les arremetían.

Uno de esos coches chocó contra los perseguidores, se salió de la carretera e impactó contra una roca; el segundo trató de embestirlos más tarde pero se encontró con un cuarto vehículo que, para evitarlo, salió igualmente de la calzada y cayó por un precipicio de siete metros de altura.

Sus dos ocupantes salieron ilesos y fue entonces cuando el cómplice del presunto etarra arrestado se dio a la fuga.

Ardanaz Armendáriz llevaba dinero encima, pero no una cantidad significativa y los documentos que tenía en su posesión están siendo analizados por los servicios antiterroristas españoles.

MIEMBRO DE SEGI

El presunto miembro de la organización terrorista ETA Oier Ardanaz Armendariz era un miembro de Segi que logró huir de una operación de la Guardia Civil en 2009 y a quien las fuerzas de seguridad ya situaban como integrante de ETA. Así lo ha confirmado el vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la rueda de prensa tras la reunión de los responsables de esta materia del G-6 en el Palacio del Pardo.

Según Pérez Rubalcaba, las fuerzas de seguridad ya sabían que Ardanaz Armendariz -nacido en Pamplona en 1987- había ingresado en la organización terrorista, por lo que su detención "no ha sido ninguna sorpresa".

EL SUP DICE QUE LOS MOVIMIENTOS DE ETA EN FRANCIA PRUEBAN QUE FUE UN ERROR LEGALIZAR BILDU

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) dijo este jueves que los movimientos de etarras en Francia, a pesar de que la banda tiene declarada una tregua, prueban que fue un error que el Tribunal Constitucional legalizase Bildu.

José María Benito, portavoz del SUP, valoraba así, en declaraciones a Servimedia, que la Policía gala haya detenido en Francia en las últimas horas a un presunto etarra, Oier Ardanaz Armendariz, que fue arrestado tras intentar robar un coche en una casa de campo y ser descubierto por los propietarios del inmueble.

Benito señaló que esta detención, junto a otras registradas en los últimos meses, evidencia que ETA "no ha dejado su actividad", algo que dijo que ya era conocido por las Fuerzas de Seguridad tanto españolas como francesas. A su juicio, el problema es que "se están tomando decisiones, como la legalización de Bildu, que no se corresponden con la realidad de la actividad de los terroristas, que siguen reorganizándose".

Por este motivo, Benito destacó que la actividad de la banda etarra en Francia demuestra que decisiones como la legalización de Bildu fueron "precipitadas". A su entender, no se debería haber legalizado la coalición abertzale sin que la banda etarra declarase "el fin de la actividad criminl".