Detenida en París la miembro del GRAPO Manuela Ontanilla

Manuela Ontanilla Galán
Manuela Ontanilla Galán |Telemadrid

Agentes de la Direction Générale de la Sécurité Intérieure (DGSI) francesa, en colaboración con la Guardia Civil, han detenido este jueves en París (Francia) a la ex miembro del PCE(r)-GRAPO Manuela Ontanilla Galán por su presunta participación en una campaña de extorsiones a empresarios llevada a cabo en 1998, ha informado el Ministerio del Interior.

Ontanilla fue arrestada en julio de 2012 por la Guardia Civil en relación con el secuestro del industrial Publio Cordón, aunque quedó en libertad con una fianza de 10.000 euros por decisión del juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez. El magistrado impuso sendas fianzas para Manuela Ontanilla y Vicente Sarasa y ordenó el ingreso en prisión de un tercer detenido, José Antonio Ramón Teijelo. También se tomó declaración a María Victoria Gómez, que cumplía ya condena en un centro penitenciario de Cáceres.

En un auto, el juez Bermúdez justificó la puesta en libertad de Ontanilla por entender que no existía riesgo de fuga, para lo que aludía a su edad y al hecho de que Tejeilo --su compañero sentimental-- fuese a permanecer encarcelado. La Guardia Civil mostró su malestar y decepción por esta decisión del magistrado, que impuso comparecencias diarias en los juzgados más cercanos a su domicilio y la prohibición de abandonar el territorio español.

La detención realizada por la Guardia Civil en aquel momento se produjo en el marco de la 'operación Domus' que, según comentó entonces el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, había permitido "esclarecer por completo" el secuestro de Publio Cordón. El empresario fue, según los investigadores, encerrado en un "armario zulo cerrado con una cadena" de la segunda planta de una casa aislada en el extrarradio de Lyon, alquilada con documentación falsa por alguno de los detenidos.

Los agentes del Instituto Armado, en colaboración con la Policía francesa, llegaron a revisar un millar de viviendas hasta localizar la casa en Lyon en la que estuvo retenido el empresario zaragozano, secuestrado el 27 de junio de 1995 mientras hacía 'footing' cerca de su domicilio.

ENVIÓ MÁS DE 100 CARTAS DE EXTORSIÓN A EMPRESARIOS

La detención de la grapo Manuela Ontanilla Galán ha permitido esclarecer la autoría de una campaña de extorsión del PCE(r)-GRAPO, según el Ministerio del Interior, que considera que la arrestada envió cien cartas de extorsión a otros tantos empresarios españoles para financiar a la organización terrorista. Según Interior, Ontanilla, arrestada en la operación Nobel-Infante, realizó actividades de recopilación de información para esa campaña y solicitó el pago del "impuesto revolucionario" a más de cien empresarios repartidos por toda la geografía nacional, en las que se les exigía entre 25 y 50 millones de pesetas en función del volumen de ventas de cada empresa amenazada.

Las actividades por las que Ontanilla Galán ha sido arrestada las llevó presuntamente a cabo sobre objetivos de la organización cuando integraba la Sección de Información del PCE(r)-GRAPO junto a su pareja sentimental y jefe de esta sección, José Antonio Ramón Teijelo, también ex miembro de esta organización terrorista y en la cárcel. Ambos fueron expulsados del PCE(r)-GRAPO en el año 2000 tras su desavenencias con Manuel Pérez Martínez, el "camarada Arenas", líder de la organización.

Tras esa ruptura, la pareja fundó en París su propia organización terrorista "Fracción Octubre del PCE(r)", hasta que fue detenida en el año 2005 por la policía francesa en colaboración con la Guardia Civil.

Interior recuerda que aunque en 2007 la Guardia Civil detuvo a todos los miembros de la organización terrorista en la clandestinidad, el GRAPO no ha hecho pública su renuncia a la lucha armada y, por tanto, han continuado las investigaciones para su total desarticulación.

Como también para resolver todas aquellas acciones terroristas que hasta la fecha no tienen autor conocido o no han sido esclarecidas.

La detención, fruto de la colaboración entre la Guardia Civil española y la DGSI francesa, se ha producido en virtud de una Orden Europea de Detención y Entrega emitida por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, por lo que próximamente pasará a disposición de las autoridades judiciales galas. La operación continúa abierta y no se descarta la realización de nuevas actuaciones policiales.